Cajasol-unicaja

Derbi con morbo

  • El Cajasol puede sellar definitivamente la permanencia si vence y cae el Lagun Aro, amén de dejar muy tocado al Unicaja en sus aspiraciones de engancharse aún a la fase por el título

Comentarios 1

El Unicaja últimamente tiene pesadillas con el Cajasol por mucho que en la última jornada de la pasada campaña salvase sobre la bocina con un triunfo ante los sevillanos el premio menor de la novena posición en la ACB, puesto que le valió la continuidad en la Euroliga. Pero, antes y después, se le ha atragantado el conjunto sevillano: en el Palau Sant Jordi hace 14 meses amargó una tarde copera en los cuartos a los costasoleños, pasando los hispalenses a las semifinales; en el Carpena, a mediados de enero, reventó el equipo de Aíto la maldición hispalense en Málaga tras 15 años con la derrota a cuestas en el autobús de vuelta.

Otra vez se cruza el Cajasol en el camino del Unicaja en un momento decisivo del curso. Podía haber llegado sumamente angustiado a este choque el anfitrión, pero las victorias contra el Joventut y, sobre todo, frente al Lagun Aro en San Sebastián lo han arrimado a la permanencia y, por tanto, a preparar con bastante calma este derbi andaluz. Por el contrario, el bloque de Jasmin Repesa, un tobogán con severos altibajos esta campaña, tiene mucho en juego esta tarde en San Pablo, ya que una derrota casi lo condena a quedarse de nuevo fuera del play off, otra decepción en el señero y potente club malagueño, donde se están habituando demasiado a quedarse sin el botín de participar en las grandes citas de la temporada. Es decir, viene con la soga al cuello y más aún cuando se echa un vistazo al calendario que le queda por delante...

Siguiendo con los visitantes, a Repesa, cuestionadísimo en varias fases del curso, le crecen los enanos y a falta de cinco jornadas se encuentra sin dos jugadores importantes de la plantilla: Marcus Williams fue operado esta semana y Zoran Dragic lleva unas semanas fuera de concurso. Cuesta creer que el equipo verde haya podido derribar a domicilio a gigantes como el Maccabi, el CSKA y el Madrid, pero en cambio haya caído en encuentros relativamente más cómodos contra rivales menores de la ACB. Da la impresión de que la falta de sintonía entre el técnico croata y la plantilla es la causante de que el Unicaja no esté donde debería por presupuesto y nombres. Transita noveno y el Blusens se le puede ir con dos triunfos de ventaja, teniendo que visitar aún Santiago.

Zoric parte como el principal arma de Repesa, si bien no ha estado apoyado como se esperaba por Fran Vázquez y por Perovic. Panko va por días y Lima cierra un poderoso juego interior que no ha demostrado ser tal. Aíto tendrá que insistirles a sus jugadores acerca de Txemi Urtasun, de vuelta a Sevilla tras su turbulento verano en el que hasta última hora no se sabía si seguiría aquí o se marcharía. El navarro vendrá muy motivado y está capacitado para hacerle un traje a cualquiera. Simon también es ciertamente peligroso y mejor que no tenga una plácida tarde, mientras que Vidal parece que no superó sus problemas físicos de principios de campaña. Al mando de las operaciones, Calloway, quien no necesita presentación por estos lares y al que le puede beneficiar llevar el peso de la manija del Unicaja, aunque haya llegado un base deprisa y corriendo para reforzar el plantel. Con confianza y a la carrera, el base con pasaporte búlgaro merece todos los respetos. Y eso lo sabe bien Satoransky.

El checo exhibió su talento y cabeza fría en San Sebastián en un partido de altos vuelos, en una cita no apta para cobardes. Querrá mantener el tono el base y tratar de derrotar en el pulso a su maestro en las tres campañas anteriores. Contará con la inestimable ayuda de Blakney, magistral contra la Penya. También otros querrán disfrutar de anotarse otro triunfo en el derbi ante el Unicaja, como Sastre, quien ha respondido en los dos últimos duelos a la confianza mostrada por el entrenador. Bogdanovic, Triguero, Balvin, Holland, Tepic... todos están concienciados para lograr la duodécima victoria y esperar a que hoy caiga el Lagun Aro en Valencia para sellar definitivamente la permanencia en una tarde muy especial al tener enfrente al Unicaja.

Vuelve, por cierto, Williams, al que se le echó en falta pese a que el último triunfo fuera resuelto por Mensah-Bonsu, ya en Italia con su nueva escuadra. El derbi llega con morbo y con mucha presión para el oponente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios