real betis

Dinero... para el técnico

  • La austeridad prevista para el próximo curso contrasta con la cantidad que Lopera es capaz de ofrecer a un entrenador que le exija menos que Chaparro · Quique Flores y Manzano, últimos contactados

Comentarios 31

Manuel Ruiz de Lopera ya tiene a Paco Chaparro en la encrucijada. Con un acuerdo económico cerrado y a la espera de que el técnico acepte las condiciones que él le ha impuesto para la confección de la plantilla y otros menesteres, el máximo accionista sigue contactando con posibles alternativas, bien para presionar al trianero, bien para firmar de inmediato al primero que esté de acuerdo con dirigir al Betis.

Lopera sigue en su idea de que necesita un técnico cómodo, de fuera, que no se preocupe en principio más que de su soldada y ha ido arrinconando a Chaparro, de quien ha llegado a decir en privado que le recuerda a Lorenzo Serra por sus pretensiones, sobre todo en la confección de la plantilla.

El máximo accionista ya le dejó claro a Chaparro en la reunión que mantuvieron hace casi tres semanas que la base del Betis 2008-09 será la austeridad y que la inversión rondará los 10 millones de euros. Lopera no se muestra partidario de algunos traspasos que sí pudieran interesar al entrenador y tampoco acaba de iniciar las obras de la ciudad deportiva.

Con todo, Chaparro sabe que el máximo accionista no va a aceptar todas sus condiciones y está a la espera de una llamada para la negociación definitiva, en la que las partes podrían llegar a un punto medio. A la vez, Lopera podría estar esperando que el propio entrenador diese el primer paso diciéndole que se limitará a entrenar a la plantilla y dejarla lo mejor clasificada posible, ya que las aspiraciones de Lopera, a juzgar por la inversión y los futbolistas que se asocian al Betis, no van más allá de salvar la categoría. "Igual los 27 millones de Joaquín se convierten en impago", ha comentado en su entorno para explicar que no tiene dinero.

Sin estar aún claro si Chaparro es su primera opción, en las últimas horas ha contactado con Quique Flores y Gregorio Manzano, ambos representados por Manuel García Quilón, quien suele negociar algo más que las simples condiciones económicas.

A Quique Flores no le desagrada en principio el Betis y para Lopera no sería problema alguno pagarle más del millón de euros netos que éste le ha pedido. Ahí no escatimará en gasto alguno. El problema podría venir cuando, al igual que hicieron otros técnicos contactados, éste le solicitase una inversión mayor en futbolistas e incluso algunas bajas o altas determinadas. "Estamos empezando a negociar y no está nada claro, aunque nos gusta el Betis", dijo ayer a este diario García Quilón, quien tampoco ve claro que su representado acabe en el Benfica o en Arabia.

En el caso de Manzano, éste tiene contrato con el Mallorca hasta 2011, aunque una cláusula en su contrato le permite marcharse por 500.000 euros. Empero, el club está desde ayer en venta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios