"Fa molto, molto caldo"

  • Konko conoció al que será su nuevo entrenador, Manolo Jiménez, en el Sánchez-Pizjuán y se mostró feliz: "Me ilusiona pertenecer a un equipo tan ambicioso"

Comentarios 2

Calor, mucho calor. Ésa fue la primera sensación que tuvo Abdoulay Konko después de su primer paseo por Sevilla, y eso que fue bien temprano. La llegada del lateral diestro francés ha coincidido con la primera bofetada de verdadero calor en la ciudad hispalense, adonde llegó acompañado por su representante el miércoles por la noche, sobre las once y media. Y ayer por la mañana, a las 8:30, pasó por la Clínica Sagrado Corazón para el pertinente reconocimiento médico. Posteriormente, habló para los medios del club, en italiano a la radio y en francés a la web. Y su mensaje fue el siguiente: "Me ilusiona pertenecer a un equipo tan ambicioso".

Konko, que ha supuesto por el momento el mayor desembolso del Sevilla, unos nueve millones de euros, tuvo un día muy denso. Tras levantarse muy temprano, pasó la revisión médica y luego se dirigió a su nuevo hogar, el Ramón Sánchez-Pizjuán. Allí conversó con Monchi y conoció a Manolo Jiménez, su nuevo entrenador. Posteriormente, aunque brevemente debido al cansancio por el viaje y el madrugón, hizo sus primeras declaraciones en Sevilla. "Estoy muy contento de pertenecer a este club, el Sevilla, y de estar ya aquí, donde conoceré nuevos jugadores y una nueva experiencia en mi carrera. Creo que he elegido bien", dijo a la web.

El jugador de 24 años, nacido en Marsella, reconoció que le queda mucho trabajo de aprendizaje y adaptación a su nuevo entorno: "De momento, no conozco demasiado, estoy aprendiendo rápido todo sobre el Sevilla, y algo de la ciudad. Por supuesto, sé que el Sevilla ha hecho cosas muy importantes en las últimas temporadas en Europa y en la Liga. Me ilusiona pertenecer a un equipo tan ambicioso", dijo. Además, el ex futbolista del Genoa tiene muy claro que debe matizar sus palabras: "El objetivo, como todos los clubes, es mejorar lo hecho la última temporada", afirmó sin mojarse.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios