Fabricio y Amaya, sin problema alguno

  • La plantilla regresa a los entrenamientos el 29 de diciembre en sesión de mañana y tarde.

Comentarios 1

Tras el fracaso en la Copa del Rey, la plantilla verdiblanca, ajena a la asamblea de la sociedad anónima deportiva, tomó sus vacaciones tras el mismo partido frente al Córdoba y no regresará al trabajo hasta el próximo día 29 de diciembre, jueves, aunque todos sus integrantes tienen la obligación de pernoctar en Sevilla el miércoles.

De hecho, Pepe Mel ha dispuesto para el regreso a los entrenamientos una doble sesión de mañana y tarde, a las 9:30 y 16:30, al objeto de preparar el próximo partido del equipo, el fin de semana del 7 y 8 de enero de 2012 ante el Sporting en Heliópolis, equipo que también fue eliminado de la Copa del Rey, en su caso por el Mallorca, y que por ello disputará también su primer partido del año. Los equipos clasificados en el torneo del KO jugarán ya con anterioridad a ese fin de semana el partido de ida de los octavos de final.

En principio, si se recupera Salva Sevilla, Pepe Mel podrá tener a su disposición a toda la plantilla excepto a Vadillo, lesionado de gravedad, toda vez que Fabricio y Amaya, quienes tuvieron que abandonar de forma precipitada el último partido, se hallan en perfecto estado.

El guardameta canario, que sufrió un golpe en la cabeza, acudió a una clínica sevillana, en la que fueron practicados un TAC y un escáner que sirvieron para descartar la mínima lesión y que le permitieron marcharse con absoluta tranquilidad de vacaciones.

Con Amaya resultó aún más sorprendente, toda vez que el central madrileño ni comunicó a los médicos cómo se encontraba del problema muscular que lo obligó a ser relevado por Iriney a los veinte minutos, señal de que se halla en perfecto estado de salud, ya que cualquier contratiempo lo hubiese avisado.

Lógicamente, ningún integrante se pronunció antes de partir de vacaciones sobre una eliminación copera que no ha sentado nada bien en la entidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios