Primera División

Frank Rijkaard se hace "italiano"

  • El Barcelona cambia de rumbo: sufre mucho, pero gana y mantiene vivas sus opciones de conquistar tres títulos.

Comentarios 0

El holandés Frank Rijkaard parece haber cambiado su "nacionalidad futbolística" para adquirir un pasaporte italiano, a juzgar por el rumbo emprendido por el Barcelona en las últimas semanas: el conjunto azulgrana sufre mucho, pero gana y mantiene vivas sus opciones de conquistar tres títulos.

El Barcelona ganó el domingo por 1-0 al modesto Osasuna y necesitó 88 minutos para marcar un gol. Venció con enorme agonía, casi con taquicardia, pero se llevó una victoria fundamental para regresar a la pelea por la Liga española, situándose a seis puntos del Real Madrid, el líder.

"Este cambio en el estilo puede que sea momentáneo o circunstancial, pero lo cierto es que atenta contra el ADN y la filosofía que siempre ha llevado el Barcelona por bandera. Ahora, la cosa está en marcar uno y dejar tu portería a cero", resumía el diario Sport.

Lejos de describir sensaciones, la estadística respalda la idea. El último triunfo claro del Barcelona llegó el 1 de diciembre, cuando venció por 4-0 al Murcia, y desde entonces no ha sido capaz de marcar más de un gol en los seis encuentros posteriores.

El Barcelona parece cada vez más lejos de la escuela holandesa que tanto profesó en las dos últimas décadas, principalmente con Johan Cruyff y, ahora, con Rijkaard. El actual técnico, sin embargo, tiene una larga trayectoria como jugador en la liga italiana, donde formó parte del legendario Milan de Arrigo Sacchi.

Parecen terminados los tiempos del "fútbol total", estilo que hace sólo dos años le dio al club una Liga española y una Liga de Campeones en la misma temporada, además de provocar la admiración por su compromiso con el espectáculo.

El Barcelona se está haciendo fuerte desde la defensa, una línea que siempre fue muy criticada durante la "era Rijkaard". El equipo azulgrana es el menos goleado de Primera División, con apenas 14 goles en 22 partidos.

Víctor Valdés, su arquero, vive su mejor temporada después de años generando incertidumbre y muchos comparan su valor con el de Iker Casillas, portero del Real Madrid. Una personalidad más retraída, sin embargo, lo mantiene lejos de los focos y, quizá también, de la selección española.

Pero los datos también revelan una enorme carencia ante el gol. Samuel Eto'o estuvo lesionado y ahora juega con Camerún en la Copa de Africa, mientras el francés Thierry Henry está cumpliendo una temporada más que discreta, casi decepcionante. Además, Leo Messi no es un gran goleador y Ronaldinho acusa una baja forma que comienza a ser crónica.

Sin embargo, el estilo "italiano" le permite ser el único equipo español que aspira realmente a los títulos de la Liga española, la Copa del Rey y la Liga de Campeones, y los resultados siempre son suficiente consuelo.

Hasta Cruyff, el gran "apóstol" de la escuela holandesa, bendice el nuevo estilo del Barcelona. "Lo importante es ir pasando semanas y ver al Barcelona en las tres competiciones y con opciones, algo que el Real Madrid no puede decir", afirmó tras el partido ante el Osasuna.

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios