Frenazo al sueño de la Copa

  • El Écija empata y se complica su pase para disputar el torneo del KO

El Écija sumó un punto ante el Sanluqueño que le supo a poco en su objetivo de clasificarse para disputar la Copa del Rey.

El partido empezó con dominio alterno, pero pronto comenzaron las hostilidades en ambas porterías. El primero en intentarlo fue el equipo visitante, por medio de Jorge Herrero, cuyo remate fue enviado a córner por el cancerbero Ramón. Poco después fue Adrián Gallardo el que lo intentó, pero su vaselina se marchó desviada por muy poco. Con el paso de los minutos el cuadro azulino se hizo con el control del juego, y al filo de la media hora tuvo una clarísima ocasión para haber inaugurado el marcador, pero el zapatazo de Ayina se marchó demasiado cruzado. No obstante, el partido bajó en intensidad en el tramo final del primer tiempo, llegándose al descanso con el cero a cero inicial.

En la reanudación, el Sanluqueño salió volcado sobre el portal del Écija. Así, en el minuto 50, dispuso de la primera ocasión realmente peligrosa para haber hecho el 1-0, en una fantástica jugada de Espinar, pero su centro se paseó por delante del portal astigitano. Sin apenas dejar respirar al equipo de Rivera, los pupilos de Pedro Buenaventura dispusieron de la oportunidad más clara del partido en el minuto 56, en la que también fue la jugada más increíble de la tarde. Primero, Adrián disparó a portería y su remate lo rechazó Ramón, el balón cayó a los pies de Espinar que, totalmente solo ante la meta ecijana, disparó y el balón se estrelló en el larguero cuando los aficionados locales ya se lamentaban del gol en contra.

Minutos después, el que no perdonó fue el Écija, que se adelantó, en el 63, con un buen gol de Rubén Cruz. El tanto espoleó a los verdiblancos, cuyo ímpetu dio su fruto con el gol de Kike, de penalti, en el 83, siendo expulsado Óscar. De ahí hasta el final, los visitantes se fueron al ataque de manera desesperada, pero fue el Écija el que rozó el triunfo en una jugada personal de Rubén Cruz que Bernabé abortó. Ahí acabó un entretenido y vistoso duelo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios