FUENLABRADA | cajasol · la previa

Ganar vale por dos

  • El Caja va a por su tercer triunfo seguido ante el Fuenlabrada, un rival directo, y a llevarse el 'basket average' si es posible

Comentarios 1

Mentar al Alta Gestión Fuenlabrada invita inevitablemente a recordar el comienzo del incierto camino del Cajasol en la primera mitad de esta temporada. En la segunda jornada de Liga, los fuenlabreños le endosaron al Caja una derrota sonrojante, en la que el 81-91 final no reflejaba con exactitud el pésimo encuentro de un equipo que ya empezaba a generar unas dudas que quedarían corroboradas más adelante. El Cajasol, por entonces de Magnano, no supo rehacerse a éste y otros duros golpes que vendrían luego, derrumbándose un proyecto que ahora intenta reconstruir o, al menos, salvar.

Aquella desafortunada mañana de domingo en un San Pablo alarmantemente despoblado es pasado. Una vuelta después, al Caja le toca hoy visitar a este Fuenlabrada al que el paso de las jornadas lo ha convertido en un rival directo en la lucha por la salvación. Ambos conjuntos presentan un balance negativo de 6 victorias y 13 derrotas que lo mantienen con un solo triunfo de margen sobre los puestos de descenso, si bien es cierto que las sensaciones de unos y otros antes de este enfrentamiento no es el mismo. El Caja viene de romper varias barreras psicológicas desde que lo cogiera Comas hace un par de semanas: los apretadísimos triunfos ante el Akasvayu y el Ricoh Manresa frenaron la racha de cinco derrotas consecutivas que habían sentenciado definitivamente a Magnano; permitieron que el Caja sumara dos triunfos seguidos por primera vez en el presente ejercicio -el conseguido en Gerona fue el primero como visitante-; y, después de haber perdido hasta seis choques en los últimos segundos, se decantaron del lado cajista tras un final apretado, aunque no debe omitirse que en ambos casos los rivales dispusieron de una última posesión para haber vencido.

En cambio, el Fuenlabrada, que sale adelante más por las prestaciones de sus veteranos -Ferrán López, Paraíso, Guardia y Wideman- que por las de sus jóvenes -Peter John Ramos no es tan determinante como debería ser un pívot de 2,22, y Radivojevic y Saúl Blanco no terminan de complementar desde el perímetro-, perdió sus tres últimos encuentros, aunque fueron tropiezos ante tres de los equipos más fuertes del campeonato: Iurbentia Bilbao, Real Madrid y Tau. En estas tres derrotas, el Fuenla no pudo contar con su máximo anotador, Marko Tomas, quien sufrió una rotura fibrilar en el abductor izquierdo y volverá a ser baja hoy. Además, Luis Casimiro cuenta con las dudas del hermano del alero croata, Ivan Tomas, quien ayer sufrió un golpe en un dedo de su pie izquierdo, y de Jorge García, que se ha resentido de un reciente esguince de rodilla.

Destacar la importancia del encuentro es incidir en una obviedad, pues de sobra es sabido el premio adicional que acompaña a toda victoria sobre un rival directo. Ganar al Fuenlabrada, que atesora el demérito de poseer el segundo peor ataque de la ACB (71.63 puntos por partido) y la segunda peor valoración colectiva (69,42), así como ser el equipo que más faltas comete y el que menos recibe, no sólo le daría un triunfo más al Caja, sino que también se lo quitaría a los madrileños. Un golpe de efecto que se multiplicaría notablemente en caso de superarlo por más de diez puntos, que fue la renta con la que se impusieron en el feudo cajista.

Para vencer en el Fernando Martín, el Cajasol no puede frenar la recuperación evidenciada desde la llegada de Comas, que, mientras no se demuestre lo contrario, ha propiciado el cambio de aires que precisaba un conjunto perdido y casi rendido. Bennett ha llegado para mandar, y, vista su fiabilidad, mandará al equipo, mientras que es de esperar igualmente que se repita una buena aportación ofensiva, por dentro y por fuera, de Miso y de Kakiouzis. Una buena defensa ante un equipo que no ve aro con facilidad puede ser determinante, tanto como no perder la desconcentración en el tercer cuarto, algo que volvió a repetirse en los dos últimos choques. En Fuenlabrada, conscientes de la relevancia del envite, han solicitado el máximo apoyo a la hinchada local. Se espera un ambiente hostil, aunque eso no es novedad cuando se es visitante en la ACB.

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios