El Grupo Capitol apunta al descenso

El Tau Cerámica, sin necesidad de jugar al cien por cien de su capacidad, se impuso a un Grupo Capitol Valladolid que estuvo, de principio a fin, fuera de lugar y que en ningún momento presentó batalla, ya que se quedó sin referentes en prácticamente todas las facetas del juego. Con 11 victorias, la salvación se complica mucho para los locales, que deben rezar ahora por la derrota de Estudiantes.

Los locales saltaron a la cancha como barco a la deriva, flojos en defensa y sin ideas en ataque. Los vitorianos se hicieron pronto con los mandos del partido, pero la entrada de Evtimov permitió a los vallisoletanos controlar el rebote. Esto, unido a la efectividad de Gomis y de Yebra desde la línea exterior, hizo que los vallisoletanos recortaran distancias. Puro espejismo.

El Tau recuperó la intensidad defensiva y Mickeal se hizo dueño y señor del juego, ante la pasividad de los de Imbroda, que tiraron el encuentro en un pésimo segundo cuarto. Tras la reanudación se repitieron las mismas pautas: un Grupo Capitol anulado ya sin la efectividad de Gomis y de Eley que se quedó sin opciones de poder frenar a un rival muy superior en todas las facetas y con una gran calidad. En el minuto 23 la ventaja era de 23 puntos (31-54), 18 al final del tercer tiempo.

Aún quedaba un último cuarto para que el Tau diera la puntilla al equipo local que, en el minuto 33, perdía por 22 puntos (55-77) y parecía no jugarse nada cuando está inmerso en la pelea por la permanencia. Ni Gomis ni Yebra ni, de manera esporádica, Eley pudieron impedir que el conjunto de Vitoria siguiera mandando en el marcador, hasta llegar al definitivo 69-92 sin pisar el acelerador.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios