Guillén: "Al 2012 le pido la permanencia y alguna alegría"

  • El presidente asegura que muchas de las medidas tomadas en la Junta "han sido propuestas por béticos".

Comentarios 1

El presidente del Real Betis Balompié, Miguel Guillén, repasó el exitoso año 2011, marcado "por el punto de inflexión absoluto" que supuso para el club el ascenso, y pidió para el 2012 "la permanencia, el menor sufrimiento posible para el bético y alguna alegría".

"El ascenso es un punto de inflexión absoluto en la labor que se viene desarrollando, era fundamental. Creo que se hizo de forma extraordinaria, no sólo por ser campeón y batiendo récords sino porque se hizo en un escenario muy complicado con todo lo que pasó el año pasado en el club. Esto sin duda ayudará a facilitar la travesía en el desierto que nos queda por delante", señaló Guillén a la radio oficial del club.

Ahora, para el 2012, el dirigente pide lograr el "objetivo" que se han marcado todos y que sigue "siendo primordial para el plan de viabilidad que tenemos en marcha". "Hay que partir de la premisa que hay que tener presente, que este es un club que no parte de cero sino que partimos de menos 60. Permanencia, menos sufrimiento posible para el bético y alguna que otra alegría", confesó.

Además, se mostró feliz por haber vivido una Junta General de Accionistas tranquila y que "sirvió para no aprobar el informe de gestión ni las cuentas de la gestión anterior a este Consejo de Administración, aprobar el periodo de este Consejo y como nota a destacar la acción social que se va a llevar a cabo contra el consejo anterior". 

"Los accionistas tienen el derecho y la obligación de defender los intereses del club. Nosotros, si vemos que hay indicios claros de algún hecho delictivo no sólo tenemos que denunciarlo sino que también actuar. Intentamos reparar esos daños y reclamar lo que pertenece al Real Betis Balompié", añadió al respecto.

Sobre el nombramiento de Fernando Casas Pascual como consejero, Guillén cree que era necesario para "reforzar esa área como auditor de cuentas cuando salgan los administradores concursales", al tiempo que no dudó en asegurar que "es obvio" que han cometido "errores". "Todos los que están trabajando en el club hacen todo lo posible para subsanar todos los fallos que se han cometido en el pasado. Nos gustaría llegar al grado de perfección dentro de lo posible", advirtió.

El mandatario verdiblanco recordó que el consejo es "abierto a todos sus accionistas y a toda la afición" y que por ello muchas de las medidas tomadas "han sido propuestas por béticos"

Finalmente, aprovechó para enviar su felicitación navideña. "Me gustaría aprovechar estos micrófonos para desear una muy feliz Navidad a todos los béticos, decirle que estamos orgullosos de ellos, que demuestran a diario que son la mejor afición del mundo incluso en momentos tan difíciles como los que hemos atravesado. Que en 2012 sigamos juntos, siendo una familia", sentenció.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios