Fútbol

El Athletic paga la cláusula de Íñigo Martínez

  • Los bilbaínos fichan al central realista con 32 de los 65 millones que han ingresado por la venta de Laporte al Manchester City.

Íñigo Martínez le quita de la cabeza una pelota a Torres en un partido con el Atlético Íñigo Martínez le quita de la cabeza una pelota a Torres en un partido con el Atlético

Íñigo Martínez le quita de la cabeza una pelota a Torres en un partido con el Atlético / EFE

Iñigo Martínez, hasta este martes jugador de la Real Sociedad, ha fichado por el Athletic Club tras abonar en la Liga de Fútbol Profesional los 32 millones de euros de la cláusula de rescisión del central internacional, según ha informado el club bilbaíno. El defensa vizcaíno firmará con el club rojiblanco un contrato hasta el 30 de junio de 2023 que tendrá una cláusula de rescisión de 80 millones de euros.

Con este fichaje, el Athletic encuentra relevo rápido a la baja de Aymeric Laporte, también central izquierdo y zurdo de pie, quien el lunes abonó también su cláusula, en su caso de 65 millones, para fichar por el Manchester City.

El fichaje de Iñigo Martínez supone la cuarta salida de un futbolista de la Real con destino a la capital vizcaína previo pago de la cláusula de rescisión, un recurso que el club rojiblanco comenzó a utilizar con Lorenzo Juarros Loren, ahora director deportivo realista, en 1989. El Athletic abonó en aquel momento 300 millones de pesetas (alrededor de 1,8 millones de euros) para hacerse con Loren, quien no llegó a triunfar como delantero y terminó volviendo a la Real y brillando como central defensivo.

Aquella salida supuso además el origen de la contratación de jugadores extranjeros por la Real, rompiendo la política de futbolistas vascos en exclusiva, al incorporar al irlandés John Aldridge.

Más ruido mediático hizo la salida de Joseba Etxeberria a sus 17 años. Fue el único jugador fichado a través del pago de la cláusula que logró triunfar en Bilbao y la Real ingresó a cambio 550 millones de pesetas (3,3 millones de euros) en la temporada 1995/96.

La Real, tras la marcha de su joven delantero, comenzó a utilizar como medio de defensa la que se conoció como cláusula 'anti-Athletic', que impone condiciones más restrictivas para la rescisión del contrato si el destino es el equipo rojiblanco en lugar de un tercer club.

Ibán Zubiaurre, joven lateral realista en 2004, fue el tercero en cambiar la elástica blanquiazul por la rojiblanca, también previo pago de 5 millones de euros, indemnización impuesta en tribunales ya que el Athletic lo consideraba jugador libre y la Real exigía el pago de 30 millones. Tampoco triunfó en Bilbao.

Otros jugadores realistas hicieron el mismo viaje, pero en este caso previo acuerdo entre los clubes -Bittor Alkiza o Lutxo Iturrino- y otros después del que la Real no renovara sus contratos, casos de Andoni Imaz, Xabi Castillo, Mikel Balenziaga o Gorka Elustondo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios