Invocación a la paz sevillana

  • Del Nido hace un llamamiento para que "el espíritu de Puerta esté presente" en el derbi · El presidente blanco asume el favoritismo del Sevilla y analiza en positivo el susto del Denia

José María del Nido lo tiene claro, no se puede echar por tierra el hermoso legado que dejó Antonio Puerta con su recordada pérdida, la paz entre el Sevilla y el Betis. En un momento muy oportuno, en plenas fiestas navideñas y con motivo del tradicional almuerzo con todos los estamentos del club, el presidente sevillista hizo un llamamiento a que en el derbi del domingo "reine el espíritu de Antonio Puerta". Del Nido fue incluso insistente en este aspecto, aunque descartó la utopía de que el Betis sea aplaudido cuando salga al campo. Quimeras aparte, el mensaje fue éste: "Siempre he dicho que Sevilla está por encima de los dos equipos de la ciudad. Hay que pensar que es la fiesta del fútbol sevillano, hay que disfrutar de ella y que el derbi se quede en el terreno de juego".

No sólo sobre este necesario recordatorio versó la intervención del mandatario sevillista, que tuvo muy presente lo ocurrido en la Copa del Rey ante el Denia: "Lo de ayer nos debe servir a todos para que comprendamos que el fútbol es fútbol, que hay que ser humildes en la disputa de los encuentros y pensar que si no se emplea todo el mundo a fondo ocurre lo de ayer, que estuvimos más eliminados que en el bombo de la Copa del Rey. Yo me vi fuera de la Copa del Rey, creía que éramos incapaces de remontar el partido". Eso sí, hizo un análisis en positivo sobre las consecuencias de ese susto: "Es magnífico, tenemos que ser positivistas. Esto supondrá que el equipo se ponga las pilas, que no baje las orejas y que sepa que hemos tenido al lobo comiéndose a Caperucita. Esta cura de humildad que nos dio el Denia nos servirá para saber que el domingo tenemos que salir a jugar los noventa y tantos minutos desde el número uno hasta que termine el encuentro".

También reconoció Del Nido que el Sevilla debe asumir su rol: "No hay favorito y eso se ve no sólo en los derbis de Sevilla, sino en los de cualquier país. En el River-Boca, el Barcelona-Espanyol o el Madrid-Atlético tampoco lo hay. Pero sí es verdad que deportivamente estamos un pelín por encima y que respetando al Real Betis Balompié y humildemente hay que aceptar la condición de estar un escalón por encima".

Volviendo al comportamiento de las aficiones, se mostró realista cuando descartó un exceso de diplomacia: "No hay que ser utópicos. Esto es un derbi y cuando los dos equipos saltan al terreno de juego ya empieza el partido. Nosotros pedimos respeto desde la casa, y ése es el respeto que se va a tener en el palco y el que pedimos a todos los componentes del Sevilla Fútbol Club. Lo que no vamos a poder evitar es que puedan existir cánticos de los más radicales contra el otro. ¿Qué no gustaría? Que los insultos desaparecieran en el Sánchez-Pizjuán para todos los equipos y esperamos que sea una fiesta y que reine en la calle la sevillanía", dijo Del Nido, que añadió: "Tienen que reinar el raciocinio y el respeto en la previa y en el posderbi".

Por último, destacó que Manolo Jiménez y Paco Chaparro sean sevillanos: "Es anecdótico y bonito que dos entrenadores de Sevilla estén al frente de los dos equipos de la ciudad y que cada uno esté en su casa".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios