Jorge Molina se apunta al 4-4-2

  • "Si se juega por las bandas y se cuelgan balones, es más beneficioso para los nueves puros", admite.

Jorge Molina compareció ayer en rueda de prensa y analizó  la actualidad del equipo, siempre sin salirse de la línea de prudencia marcada. "De momento, vamos a aspirar a la permanencia, iremos paso a paso. El año pasado nos funcionó bien y siempre que hablábamos de algo más nos la pegábamos. Ya veremos si se puede aspirar a algo más", aclaró el ariete de Alcoy, sobre quien los rumores de marcha, paradójicamente, han cesado al acabar la Liga: "He pasado un verano muy tranquilo. Antes de irnos de vacaciones, el club me dijo que contaba conmigo y que estaba contentos. No hay que pensar en otras cosas".

Jorge Molina destacó el buen ambiente que reina en este su tercer año como verdiblanco. "Es totalmente diferente de cuando empezamos, entonces había mucha inseguridad en todos los aspectos, se hablaba más de temas extradeportivos y ahora se habla de lo deportivo, sólo nos tenemos que preocupar de jugar y entrenarnos bien. Eso se agradece. El objetivo era diferente, había que subir sí o sí. Sigue habiendo la misma ilusión, se está contando con gente de la cantera y los veteranos tenemos la misma ilusión de hace dos años", recalcó.

Lógicamente, al delantero le agrada el sistema de juego que emplea Pepe Mel, que además a él lo favorece. "Empiezo con la ilusión de tener un papel importante, jugar los máximos minutos posibles y ayudar a los compañeros. El 4-4-2, siempre que se juegue por las bandas y se cuelguen balones, es más beneficioso para los delanteros rematadores y nueves más puros", reconoció.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios