Kaká, Federer y Gay, protagonistas internacionales del año que acaba

El futbolista brasileño Kaká y el tenista suizo Roger Federer fueron dos de los principales protagonistas del panorama internacional deportivo del año 2007, al igual que Kimi Raikkonen, Sebastian Loeb o Casey Stoner en el mundo del motor, o Meseret Defar, Tyson Gay, Asafa Powell y Haile Gebreselassie en el atletismo.

Sin lugar a dudas, el 2007 coronó a Ricardo Izecson Dos Santos Leite, más conocido como Kaká. El jugador del Milan fue el principal artífice de la séptima Copa de Europa de su equipo, conseguida en mayo, y además, se apuntó los dos títulos más prestigiosos que, a nivel personal, puede ganar un futbolista: el Balón de Oro y el FIFA World Player.

Además del carioca, el tenista suizo Roger Federer volvió a confirmar que es el mejor del mundo con una temporada de ensueño, que cerró en Shangai con el título de 'maestro' ante un inesperado David Ferrer, que se plantó en la final.

El helvético sumó el Abierto de Australia un nuevo récord al ganar todos sus partidos sin ceder un solo set, algo que no sucedía desde el triunfo de Björn Borg en Roland Garros, en 1980, superó las 160 semanas consecutivas como número uno de la ATP (récord que pertenecía a Jimmy Connors), igualó y superó las 41 victorias consecutivas de Borg en hierba, y en Wimbledon derrotó épicamente a Rafa Nadal, renovando también su corona en Flushing Meadows. 

Por su parte, también se mostró dominadora la belga Justine Henin, que reafirmó su superioridad en el circuito WTA con los triunfos en Roland Garros, US Open y Sony Ericcson Championships, ratificándose como la número uno mundial.

Gay y Defar, los mejores en atletismo

El estadounidense Tyson Gay, triple campeón mundial en Osaka, y la etíope Meseret Defar, campeona y plusmarquista mundial de 5.000 metros, fueron dos de los protagonistas de 2007 en atletismo en un año empañado por el dopaje de Marion Jones y la retirada de sus medallas logradas en Sydney.

Gay se impuso en la esperada final de los 100 metros al jamaicano Asafa Powell, pero sin récord mundial (9.85) y en los 200, oros que a los que añadió el del relevo 4x100. Sin embargo, la plusmarca mundial del hectómetro se le resistió y ese honor fue para Powell, que en Rieti (Italia), dejó la marca en unos espectaculares 9.74.

Y plusmarcas mundiales también lograron los etíopes Haile Gebrselassie y Meseret Defar, en maratón y en los 5.000 metros, respectivamente. El veterano maratoniano logró el nuevo registro en Berlín (2:04:26) y su compatriota, campeona mundial en Osaka y elegida 'Mejor Atleta Femenina 2007', lo consiguió en Oslo (14:16.63).

Raikkonen deja helado a McLaren

El mundo del motor tuvo como grandes protagonistas al finlandés Kimi Raikkonen, al australiano Casey Stoner y al francés Sebastien Loeb. 'Ice Man' se llevó el Mundial de Fórmula Uno tras una campaña caracterizada por la trama de espionaje, por los sinsabores de Fernando Alonso en su aventura con McLaren-Mercedes, personificados en sus disputas con el sorprendente Lewis Hamilton, compañero y mejor 'rookie' de la historia y que disputó el título hasta Brasil, pero que no pudo evitar que Ferrari recuperase el cetro perdido desde la retirada de Michael Schumacher.

Stoner le dio menos emoción a la categoría de MotoGP y no encontró oposición en nadie convirtiéndose en el piloto más joven de la historia en conseguirlo. El australiano demostró una superioridad extraordinaria y se proclamó campeón con 10 victorias en 18 carreras, y a falta de cinco pruebas para la finalización del campeonato.

Por su parte, Loeb continuó con su incontestable mandato en el Mundial de Rallys y sumó su cuarto entorchado consecutivo igualando el récord que estableció el finlandés Tommi Makinen, que hizo lo propio desde 1996 hasta 1999.

Phelps asombró al mundo

En el mundo de la natación sobresalieron los nombres del estadounidense Michael Phelps que conquistó siete oros e igualó lo realizado por su compatriota Mark Spitz en los Juegos de Múnich en 1972 en los Mundiales de Melbourne, donde también brilló la australiana Libby Lenton, que sumó cinco metales dorados.

El ciclismo volvió a honrar al italiano Paolo Bettini, que renovó su maillot arco iris de campeón del mundo en ruta, mientras que el esquí tuvo el nombre propio de una sueca, Anja Paerson, la primera esquiadora de la historia en ser campeona mundial en las cinco disciplinas alpinas, logro realizado en Aare (Suecia) al ganar el supergigante, la supercombinada y el descenso.

A nivel de equipos, destacaron el Milan, en fútbol con su triple corona (Champions, Supercopa de Europa y Mundial de clubes), Rusia, en baloncesto con sus títulos continentales masculinos y femeninos frustrando los sueños de España en ambos casos, y Suráfrica, campeona mundial de rugby sin perder ningún partido e igualando con Australia como única selección con dos Webb Ellis Cup. El balonmano tuvo color alemán con el título mundial de selecciones, la 'Champions' (Kiel), la Recopa (Hamburgo) y la Copa EHF (Magdeburgo).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios