Karabatic se defiende de una "pesadilla"

  • El jugador francés tilda de "inaceptable" la acusación de amaño y justifica la apuesta que hizo su novia

Nikola Karabatic justificó que su novia apostara en contra de su equipo y calificó de "pesadilla" las acusaciones de amaño que pesan contra él y otros compañeros.

"Que se me acuse de fraude y de manipulación de un partido y que seamos ahora carne de los medios es inaceptable", escribió en su cuenta de Facebookel jugador de 28 años. La Justicia abrió ya un proceso penal contra él, su hermano y otros cinco jugadores (Samuel Honrubia, Mladen Bojinovic y Primoz Pros), así como otras cinco personas, sospechosos todos de haberse dejado perder la temporada pasada cuando el Montpellier era ya campeón de Liga. Según las investigaciones, amigos y familiares de los acusados lograron hasta 300.000 euros de beneficios.

"¿Aposté yo? No, no aposté. ¿Apostó mi novia? Sí. ¿Me informó? Sí. Lleva dos años siguiendo al equipo y conocía nuestra situación: ya éramos campeones, nos faltaban por lesión cinco hombres importantes y habíamos perdido antes en Nimes. El Cesson jugaba por salvarse en una olla a presión. Estábamos debilitados", justificó el galo, que, como Honrubia, no disputó el partido objeto de la investigación por lesión. Karabatic no puede entrenar ni jugar con su equipo (al igual que su hermano), privilegio con el que sí cuenta Honrubia, del París Handball.

Además de los Karabatic, bajo vigilancia judicial y que tuvieron que pagar una fianza, correrá su mismo destino deportivo el portero esloveno del Montpellier, Primoz Prost, en libertad bajo vigilancia judicial tras haber pagado una fianza de 8.000 euros. Bojinovic sí reconoció haber apostado sobre la pérdida del primer tiempo del choque ante el Cesson, pero no así Nikola, que lo niega rotundamente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios