Llamada al orden a Pereira

  • El delantero adujo molestias para ausentarse del trabajo con los no convocados la mañana del partido ante la Real Sociedad.

Comentarios 2

En el Betis comienzan a estar cansados de la actitud de Jonathan Pereira. El gallego, quien durante el verano insistió en su deseo de abandonar el club verdiblanco para jugar en un Celta que nunca llegó a apostar en firme por su contratación, ha sido llamado al orden en los últimos días, después de que se negara a entrenar con los no convocados en la mañana del encuentro ante la Real Sociedad. Ese comportamiento del delantero fue puesto en conocimiento de la dirección deportiva bética, que estudia el caso una vez recabada la versión del propio jugador.

La situación fue la siguiente. Como es habitual cuando el Betis disputa un encuentro por la noche, Pepe Mel citó a la plantilla el mismo día por la mañana para realizar una última sesión de entrenamiento. Tras la misma, que suele dedicarse a cuestiones tácticas o estratégicas, el preparador verdiblanco ofreció la lista de convocados para concentrase de cara al encuentro, mientras que los que se quedaron fuera debía permanecer sobre el césped para completar el trabajo. El pasado sábado 6 de octubre ese ritual se volvió a cumplir, pero la sorpresa llegó cuando Jonathan Pereira, una vez conocida su ausencia de la convocatoria, adujo unas molestias de última hora para no entrenarse con los no convocados.

Esta situación generó un enorme enfado en Mel, quien dialogó con el delantero delante de sus compañeros y ante la cerrazón de éste zanjó el asunto poniéndolo en conocimiento de la dirección deportiva, que es la encargada de tomar las decisiones extradeportivas sobre cuestiones de este tipo. El club se ha puesto manos a la obra para aplicar el régimen interno, por lo que Jonathan Pereira deberá pagar la cantidad económica fijada para estas faltas siempre y cuando no se considere su versión de las molestias físicas.

La ausencia del delantero de una lista de convocados no fue ese día una novedad. Pereira, que participó en los tres primeros encuentros del Betis en la temporada -ante Athletic, Rayo Vallecano y Valladolid- se quedó fuera de la lista para medirse al Atlético, mientras que ante Espanyol y Málaga sí estuvo en el banquillo, aunque también se quedó sin minutos. Durante la semana de entrenamientos antes del partido ante la Real, Mel colocó al gallego en algunas de las pruebas incluso entre los titulares, aunque finalmente tomó la decisión de dejarlo fuera de la lista, lo que provocó el enfado de éste.

Al final de la temporada pasada, Jonathan Pereira ya protagonizó otra polémica, que también le costó un toque de atención por parte de los dirigentes béticos. "Espero que esta sorprendente post-temporada no pase factura a ningún jugador y el organizador no se tenga que arrepentir...", comentó el delantero en su cuenta de Twitter, después de que los técnicos decidieran disputar una serie de amistosos una vez concluido el campeonato liguero.

Durante el verano, las intenciones de Pereira también quedaron claras y su insistencia fue en buscar una salida para recalar en el recién ascendido Celta, el equipo de su tierra y al único que habría puesto facilidades para rebajar el alto contrato que tiene en el Betis hasta 2014. Pese a todo, la negativa de Mel a desprenderse del gallego ante la ausencia de un sustituto tanto suyo como de Santa Cruz frustraron el traspaso, aunque también Pereira se vio envuelto en otra polémica por un comentario nuevamente realizado en las redes sociales. "Ou se aposta ou non se aposta!!!", colocó el bético, en lo que se entendió como un mensaje a los dirigentes del Celta para que realizase una propuesta que pusiera de acuerdo a todas las partes, algo que finalmente no se produjo.

Antes del cierre de mercado, tanto Mel como la dirección deportiva le dejaron claro a Jonathan Pereira que entraba en los planes para esta temporada y que su participación dependería únicamente del rendimiento que ofreciera sobre el césped. De hecho, el preparador verdiblanco comenzó la Liga contando con el gallego en sus planes e incluso como delantero, la posición donde siempre ha manifestado su preferencia, pero sucesos como el del 6 de octubre enturbian su presente en el club verdiblanco.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios