Lopera quiere fichar y Chaparro se lo pensará

  • El técnico de Triana sólo desea, si el Betis lo halla, un medio de cierre o un delantero, pero que marquen las diferencias

Las tornas han cambiado en el Betis en este mercado invernal respecto a los anteriores. Si Manuel Ruiz de Lopera siempre se había mostrado reacio a fichar futbolistas, ahora es su entrenador, Paco Chaparro, quien se muestra contrario a la llegada de cualquier medianía de ésas que le encantan al máximo accionista para tapar bocas e insistir en que sólo trae lo que le dicen sus técnicos.

Pero el entrenador trianero conoce bien la casa y sólo está a dispuesto a aceptar en el Betis a algún futbolista que sea capaz de marcar diferencias, bien en el centro del campo obrando como medio de cierre o en la punta del ataque, donde sólo Pavone puede considerarse un delantero centro nato y cuyas carencias fuera del área ya han quedado al descubierto. Es por ello que el técnico de Triana preferiría a alguien rápido y con capacidad de desmarque, justo lo que necesita principalmente fuera de casa. Lógicamente, si llegasen los dos futbolistas, el centrocampista y el delantero, mejor, pero ahí el presupuesto se dispararía.

Y es que los problemas del Betis para fichar son dos. El primero es que el mercado invernal ofrece pocas posibilidades y el segundo habría que hallarlo en las condiciones que suele exigir en estos casos Lopera, partidario, por otra parte, de la cantidad antes que de la calidad, ya que así, cree, se justifica mejor ante su cada vez más menos numerosa legión de partidarios.

El máximo accionista del Betis quiere fichar a toda costa porque se ve acorralado y le da igual el currículum del jugador, como ya demostró la pasada temporada con Caffa, Pancraté e Ilic. Además, su idea es la de contratar a futbolistas cedidos con opción de compra, fórmula bajo la que es difícil hallar a un futbolista de garantías como pretende el entrenador bético.

En esa diatriba, entre hoy y mañana, ambas partes acercarán posturas junto al director deportivo, Manuel Momparlet, quien ayer, por sus palabras, parece más cercano a Chaparro que a las ideas de Lopera. "Si viene alguien, será para mejorar lo ya existente. No se va a traer a un jugador porque sí. Todavía falta que nos reunamos con los técnicos. Entre todas las partes convendremos si hay alguna necesidad acuciante en alguna zona del campo o no", explicó.

Mientras, la lista de rumores se engrosa y al inviable Soldado (cobra 3 millones de euros) y a Fred y Baros (el Olympique firmó al argentino César Delgado) se une Liedson. "Es un delantero fino, rápido, con unas características diferentes a los que tenemos. Es interesante, pero es extracomunitario, lo que pone muy difícil que podamos ficharlo en la actual circunstancia", dijo Momparlet sobre el brasileño del Sporting de Portugal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios