Luis Casimiro, con un pie en Canarias

  • El manchego, quien ya se mostró crítico con el incierto futuro del club, recibe una oferta del Herbalife

No sería un buen síntoma que fuera el capitán quien abandonase el barco antes que los marineros. La afición del CB Sevilla no gana para sustos. Rotas las negociaciones para la venta del club al Grupo Torrot, la cuenta atrás hasta el 20 de julio, día en que la Junta de Accionistas tiene programada la disolución de la entidad, se tuerce y retuerce según transcurren los días.

Pero mientras el propietario del club sevillano continúa negociando el traspaso de sus acciones a varias bandas, los profesionales no pueden seguir esperando. La incertidumbre que se cierne, un verano más, sobre la entidad del Polígono de San Pablo obliga a cada cual a despejar su futuro. Mañana llega el 30 de junio y con él el fin temporal de los contratos de las plantillas, incluido el cuerpo técnico. Sin salario de que disponer, a partir ya del mes de julio, hay más de uno, más de dos y de tres que reciben en sus mesas ofertas para dar continuidad a sus vidas profesionales. Ayer fue el turno de Luis Casimiro.

Según adelantó el medio especializado Canariasenhora, el entrenador manchego tiene un pie y medio en el Herbalife Gran Canaria. Desde la marcha de Aíto García Reneses, el club amarillo se encontraba buscando un sustituto para el banquillo y ha vuelto a pensar en el puente aéreo Sevilla-Gran Canaria, como sucedió hace dos temporadas. Después de examinar otras opciones como la de Sito Alonso (Bilbao Básket), el club canario ha optado finalmente por el hasta ahora, desde hace dos campañas, preparador del CB Sevilla.

Fue la voz de Luis Casimiro una de las primeras en mostrarse contrario al retraso de las negociaciones mantenidas por CaixaBank para vender el club. "Cada semana que pasa se pierden opciones de mercado. Lo mejor es que todo se arregle lo antes posible, de modo que podamos empezar a tomar las decisiones que todo club deportivo necesita llevar a cabo en estas fechas", manifestó el entrenador hace unos diez días.

La planificación de la plantilla es capital, pero quizá sea más aún la presencia de un entrenador, de ahí que haya sonado como posible sustituto Diego Ocampo, un hombre de la casa. "Puede que los jugadores que pueden ser interesantes se nos escapen. Mientras otros planifican la temporada que viene, nosotros no hacemos nada. Pedimos a la propiedad que tome una decisión para que el club siga existiendo. El club y la ciudad lo merecen", sentenció un noble entrenador que puede estar diciendo su adiós para seguir viviendo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios