Un Luis Fabiano hipermotivado

  • El hispano-brasileño dice que está muy a gusto y que desea seguir haciendo historia en el Sevilla

Sólo le falta quitarse los incómodos brackets, con el que lleva tres años, desde que llegó al Sevilla. A Luis Fabiano se le nota feliz, bromista. Ni siquiera no haber firmado aún su contrato hasta 2011 le inquieta. Después de nacionalizarse español, de haberse asentado en la selección brasileña gracias a su eclosión en el Sevilla, está más motivado que nunca. "Me gusta España, me gusta el Sevilla, me gusta todo", afirma sonriente cuando se le pregunta sobre su doble nacionalidad.

El goleador afirmó que está muy comprometido con la causa: "Estoy con muchas ganas de seguir haciendo historia aquí. Estoy muy contento. Ahora soy español, voy a renovar con el Sevilla y estoy tranquilo. Creo que voy a hacer una gran temporada". El jugador nacido en Campinas, que rozó el Trofeo Pichichi la temporada pasada, no se marca para este curso un número de goles. "Lo importante es jugar bien y ayudar al equipo. Si juego bien, voy a hacer muchos goles", zanja, y asegura que no le obsesiona se el máximo goleador de la Liga: "Mi primer objetivo es que el Sevilla vuelva a la Champions, y después estaremos luchando por ser el Pichichi".

A tal punto llega su satisfacción que aseguró que en ningún momento del verano sopesó la posibilidad de cambiar de aires, pese a los cantos de sirenas de clubes como el Real Madrid: "El peor momento que pasé fue el atraco a mi casa. Pero nunca hablé con Del Nido para salir del Sevilla. Siempre que hablé fue para la renovación. Y tuve un par de ofertas, pero no se me pasó por la cabeza salir". Y ahora está deseando plasmar su firma en su nuevo contrato: "Estoy esperando desde hace un par de semanas y no llega el momento. Falta una cosita de la cláusula de rescisión, pero está muy cercano. Yo creo que es cuestión de días, antes de que termine la semana se puede arreglar".

A título particular, agradeció su comunicación con Jiménez, que le ayudó a mejorar: "Es fundamental tener a una persona que hable contigo, que te transmita confianza y te deje trabajar. Me habla siempre y me deja hacer lo que me dé la gana dentro del campo y eso para mí es importante". Y también recordó la ayuda que recibió de Del Nido o Monchi en su irregular inicio en el Sevilla: "Cuando las cosas no estaban bien para mí, muchas personas me transmitieron confianza".

Y en un plano más genérico, habló de la situación del equipo, de la salida de jugadores importantes, de los objetivos. "Vamos a echar de menos a los que se fueron, porque son grandes jugadores. Pero es muy importante que los delanteros se quedaran todos, estamos ahí, son buenos y eso es fundamental para el equipo". Tampoco se muestra inquieto ante los rumores que colocan a Oliveira en la órbita del Sevilla: "Tengo confianza en el grupo, si llega otro delantero me voy a motivar más para seguir como titular y hacer goles. En un equipo como el Sevilla tiene que haber competencia".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios