Fútbol l Liga de Campeones

El Madrid, abrasado

Comentarios 0

Un Real Madrid sin defensa cayó ante un Werder Bremen pleno de inspiración en el Weser Stadion y que mostró durante los 90 minutos un fútbol ofensivo y arriesgado, sin mayor respeto ante el nombre del rival, que al final dio buenos frutos y un buen espectáculo para el fútbol.

El Madrid también puso lo suyo y el gran ganador fue el público con el fútbol generoso de ambos equipos, que en ningún momento se dedicaron a especular. Ya en el minuto 4 el Real Madrid se vio en desventaja mediante un gol del sueco Rosenberg, que aprovechó un centro desde la derecha de Fritz. El Bremen se mostraba bastante atrevido pese al nombre del rival y a estar lleno de bajas -Frings, Diego y el meta Tim Wiese- a la que se agregó en el minuto 6 la de Fritz, que tuvo que ser sustituido al resentirse de una lesión muscular. El atrevimiento del Bremen no amilanó al Madrid, que también se mostró agresivo buscando la velocidad de Robinho. El Madrid igualó pronto el partido, con un soberbio remate del brasileño para que siguiera el fútbol total. El gol llegó para el Bremen y otra vez por la banda derecha, cuando Rosenberg ganó la raya de fondo y tiró el centro para que Sanogo definiese.

El segundo tiempo empezó con una ocasión para cada equipo. Primero, un error de Naldo dejó a Van Nistelrooy en buena posición. Luego, en el minuto 50, Casillas salvó al Madrid de encajar el tercero con una gran parada ante un cabezazo de Sanogo. El Madrid buscaba el empate y el Bremen, lejos de pensar en dedicarse a defender la ventaja, buscaba el tercero y lo encontró en los pies de Hunt.

El Madrid siguió jugando hacia adelante, creyendo en la remontada y arriesgando. Van Nistelrooy hizo que renaciesen las esperanzas al marcar el descuento tras recibir un pase de Guti. Faltaban casi veinte minutos, pero no bastaron.

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios