El Madrid aplasta a un debilitado Barcelona

El Madrid, aparte del gusto de batir tan ampliamente a su gran competidor, tiene ahora dos jornadas para cerrar matemáticamente el liderato de la primera fase y, con ello, reservarse la ventaja de campo hasta el final de las series por el título y garantizarse un puesto en la Euroliga 2008-09.

El elevado marcador conjunto del primer cuarto daba fe de que nadie había titubeado (27-27). La sensación era de que el Barcelona ofrecía mayores garantías. Sin embargo, era una apariencia, un espejismo. Un inmenso segundo cuarto de Fran Vázquez ocultó la realidad, pero no por mucho tiempo. Los prolegómenos del descanso marcaron el principio del fin del Barcelona. El turco Kemal Tunceri cerró un 5-0 y situó la diferencia en nueve puntos (53-44). El conjunto blaugrana acusó esas acciones y volvió del vestuario con la mente abrumada.

El equipo de Joan Plaza, además, sólo le dejó anotar once puntos en el tercer cuarto y elevó las diferencias a cotas muy duras para el que va por detrás (74-55 m.30). La lógica bajada de intensidad madrileña según pasaban los segundos y la dignidad deportiva del Barcelona para intentar lo imposible terminaron de encajar un marcador menos doloroso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios