Marc Márquez, un 'niño prodigio' en los libros de historia

En los clubes nocturnos de Austin saltó la alarma el domingo por la noche. Los dueños no sabían bien cómo lidiar con una situación especial: Marc Márquez, un niño de 20 años, quería celebrar el haberse convertido en el piloto más joven en ganar una carrera de MotoGP. Pero para no entrar en conflicto con la ley, ningún bar se ofreció para el festejo.

Horas antes, el ilerdense acaba de protagonizar un nuevo hito en su carrera. Con 20 años y 63 días, se convirtió en el ganador más joven de una carrera de la clase reina del motociclismo.

El italiano Valentino Rossi, nueve veces campeón mundial, le rindió homenaje en la misma pista del circuito de las Américas, donde recibió todo tipo de felicitaciones. Algunas con sentimientos encontrados. Sobre todo su compañero de equipo en Honda, Dani Pedrosa, que no mantiene una relación ideal con él por temor a perder su estatus de número uno en la escudería.

Tras ganar el año pasado el Mundial de la categoría Moto2, ahora parece ser más disciplinado. "Ganar la primera carrera marca un antes y un después", afirmó el protagonista, que cumplirá 21 años el próximo año. Tras lograr su primer triunfo en MotoGP mantiene la modestia, la misma que mostró en la fiesta del equipo. Sin duda, sabe que tendrá ocasiones a menudo para ello y que el domingo no era el mejor día para perder la compostura, pues en Estados Unidos la mayoría de edad está en los 21 años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios