Marina Alabáu arranca con la mente puesta en las medallas

Marina Alabáu e Iván Pastor, dos regatistas del equipo español de vela ya con experiencia olímpica, iniciaran hoy la competición en la clase RS:X de los Juegos de Londres 2012, en los que, en el caso de la sevillana, los pronósticos le dan muchas opciones de medalla.

El windsurf aún no ha sumado ningún metal a la abundante aportación de la vela al deporte olímpico español, aunque Alabáu, que se estrenó hace cuatro años en Pekín, estuvo cerca de lograr un bronce y al final fue cuarta.

Después de un período olímpico en el que ha acumulado mucha experiencia, fortaleza física y mental, además de grandes actuaciones internacionales, Alabáu no rehúye de su condición de favorita y ha reconocido que siente buenas sensaciones.

El campo de regatas, en aguas de Weymouth, ciudad a unos doscientos kilómetros al sur de Londres, es otro factor a favor de la española gracias a sus habituales vientos fuertes y medios pero sin grandes olas, todo lo contrario que pasó en China.

En Weymouth, la sevillana ha logrado el título de campeona del mundo en 2009, la plata en el torneo test de los Juegos que se disputó hace un año, el primer puesto también en 2011 en la Skandia Sail for Gold y la plata en esta mima regata de este año.

Alabáu, que el 31 de agosto cumplirá 27 años, ha pronosticado en su clase un podio formado por Polonia, España e Israel, sin especificar el orden de los puestos, y hoy tendrá la oportunidad de empezar a plasmar sobre el agua sus buenas sensaciones.

Iván Pastor, por su parte, llega a estos Juegos con otros dos en sus espaldas, el primero fue en Atenas 2004, que en esta disciplina de vela se disputaba con la tabla Mistral, con la que quedó en el puesto duodécimo.

Su segunda participación fue en Pekín 2008, Juegos en los que debutó la tabla RS:X y con la que logró superar el resultado de cuatro años antes gracias a su noveno puesto.

El alicantino de Santa Pola, de 32 años, llega ahora a Londres con ganas de superar lo hecho y acercarse a los diplomas e incluso a las medallas.

Pastor, que en 2008 fue quinto en el Campeonato de Mundo y en los Europeos ha conseguido dos cuartos puestos, en 2009 y 2010, acude a los Juegos con el mismo ímpetu de superación que le caracteriza y con ganas de hacer algo grande para España.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios