Mensah-Bonsu ya está amortizado

  • El club y el interior, que jugará en Varese, llegan a un acuerdo para su marcha tras la vuelta de Williams.

Comentarios 4

El Cajasol y su último fichaje, Pops Mensah-Bonsu, llegaron ayer a un acuerdo para la rescisión del contrato que unía a ambas partes hasta el mes de junio. El interior británico llegó al conjunto hispalense a principios de marzo principalmente para suplir la ausencia temporal del lesionado Latavious Williams. 

Al encontrarse el estadounidense culminando ya su proceso de recuperación, el Cajasol ha atendido la petición de Mensah-Bonsu, que tiene encima de la mesa una importante oferta de un club europeo que milita en una liga con gran potencial en el continente -el Varese, líder de la Lega italiana-. El pívot nacido en Londres y la entidad hispalense alcanzaron un acuerdo amistoso, por lo que Mensah-Bonsu abandonó ayer mismo por la tarde, después de ejercitarse en el entrenamiento matinal, la disciplina cajista. 

En los seis partidos que ha disputado en la Liga Endesa con la camiseta del Cajasol, el internacional británico presentó unos promedios de 6,3 puntos, 4,9 rebotes, 0,5 asistencias y 5,2 de valoración en una media de 15 minutos en pista por encuentro. 

Mensah-Bonsu ha ayudado al Cajasol en una fase muy importante de la temporada y especialmente en su último partido como cajista, en el que aportó 12 puntos, 8 rebotes y 1 asistencia, amén de ser el ejecutor último de la trascendental victoria en San Sebastián ante el Lagun Aro tras palmear un tiro de Blakney casi sobre la bocina. 

El Cajasol ha trasladado su agradecimiento a Pops Mensah-Bonsu por el trabajo realizado en el mes y medio que ha estado en Sevilla, y le desea el mejor porvenir en su andadura deportiva. 

Juan Llaneza, director deportivo cajista, lleva negociando desde la semana pasada la posibilidad para que el británico saliera de Sevilla al ser una operación beneficiosa para ambos, pues el club se ahorra un mes y medio se salario, aunque lo primordial era sacar adelante el encuentro en tierras guipuzcoanas del pasado domingo, como así ocurrió. 

Mensah-Bonsu se pasó tras el entrenamiento de ayer por las oficinas del Cajasol para cerrar por completo la rescisión de su contrato y aprovechó para despedirse de los empleados del club sevillano. El pívot británico se mostró sinceramente agradecido tanto por la oportunidad que le dio el Cajasol, ya que llevaba desde verano sin jugar a consecuencia de una lesión en la rodilla, como por la posibilidad de continuar su trayectoria deportiva en otro destino. 

El interior londinense explicó que "ha sido una etapa maravillosa en mi carrera deportiva. En un momento en el que todo el mundo pensaba que podía equivocarse conmigo, el Cajasol apostó por mí y me dio la oportunidad de volver a jugar, algo que necesitaba sobre todas las cosas". 

El pívot británico, ya amortizado aunque sólo brillara en el choque en San Sebastián, considera que su aportación en San Pablo "ha sido beneficiosa para ambas partes, porque nos hemos ayudado mutuamente. He pasado un gran momento en Sevilla, porque he podido disfrutar de nuevo del baloncesto. Tanto los compañeros como los técnicos me han ayudado mucho y la organización del club funciona perfectamente". "Sólo puedo reiterar mi agradecimiento y desearle al equipo la mejor suerte para esta temporada y para el futuro", finalizó antes de partir a Italia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios