Mercedes, el rival a batir

  • Ferrari confía en que las mejoras que incorporará a sus coches sirvan para acercarse a los bólidos alemanes Hamilton nunca ha ganado en Barcelona

La quinta carrera del Mundial se presenta en el circuito de Barcelona como un gran desafío para todas las marcas que presentarán evidentes evoluciones, con la idea de acercarse a los Mercedes de Nico Rosberg (líder) y Lewis Hamilton, ganador de las tres últimas carreras y que nunca ha vencido en Montmeló.

Después del meritorio podio de Fernando Alonso en China, donde el español logró la tercera posición tras los bólidos alemanes, el de Ferrari está esperanzado en que la llegada del Mundial a Europa signifique un punto de inflexión, merced al paquete de mejoras que instalará la escudería italiana en tierras catalanas, donde el asturiano defenderá la victoria cosechada el año pasado.

Aquel triunfo en Montmeló fue un espejismo para Alonso y el único motivo de alegría en una temporada en la que Ferrari siempre estuvo por detrás del Red Bull de Sebastian Vettel. Desde aquella triunfal jornada, el asturiano ha finalizado todos los grandes premios y, además, puntuando.

Los 2,5 segundos con los que rodaban los Mercedes en el Gran Premio de Barhéin respecto a su rivales no fueron tanto en China para un Alonso que logró subirse al podio, aunque es consciente de que el motor Mercedes sigue siendo más potente que el propulsor de Ferrari.

Pese a todo, nada está escrito para la carrera de Barcelona, a pesar de la clara superioridad de los Mercedes, y más cuando el año pasado Alonso logró ganar la prueba saliendo detrás de la segunda línea, precisamente en un trazado en el que la pole casi es sinónimo de victoria, como lo demuestran ocho de los últimos 10 ganadores.

En Barcelona, Hamilton, vencedor de las últimas tres carreras, buscará su primer triunfo, ya que nunca ha subido a lo más alto del podio. Alonso lo ha hecho dos veces, igual que Kimi Raikkonen.

Después de abandonar en Australia por problemas en el motor, a Hamilton sólo le ha tosido su compañero de equipo, que si bien se mantiene aún en la primera posición de la general, está viendo cómo el británico se ha convertido en un vendaval.

También existe un pulso declarado en Red Bull, donde Daniel Ricciardo se presenta como una piedra en el zapato para Vettel, que está viendo cómo su compañero no respeta los galones de la escudería, hasta el punto de que en la última carrera tuvieron que advertirle al alemán que el recién llegado era más rápido que él. Al final, Vettel acabó a 20 segundos del australiano.

El programa del Gran Premio de España comienza hoy con dos sesiones de entrenamientos libres (10:00 y 14:00).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios