Mónaco califica la final como "uno de los desafíos más grandes de la historia"

  • El equipo argentino reconoce la dificultad de lograr la 'ensaladera' y apuesta por olvidar el enfrentamiento en Mar de Plata y continuar con la buena línea mostrada este año.

Comentarios 1

El número dos del tenis argentino, Juan Monaco, calificó la final de la Copa Davis contra España como "uno de los desafíos más grandes de toda la historia", que arrancará con un duelo ante el número dos del mundo, Rafael Nadal, un amigo "pero mañana un rival".

"Contra Nadal va a ser muy difícil. En esta superficie, en su casa. Va a ser un gran desafío. Nadal es mi amigo que mañana será mi oponente. Va a ser muy complicado pero yo represento a mi país", indicó el tenista argentino.

Insistió el número dos de Argentina en catalogar el duelo como un desafío. "Es un nuevo desafío y más una final de la Copa Davis. Va a ser mi primera vez y lo voy a dejar todo. Cada entrenamiento se tomó con mucha responsabilidad. Es uno de los desafíos más grandes de toda la historia", indicó.

Juan Martín del Potro vuelve a encontrarse con España en una final de la Copa Davis después de la de Mar del Plata, hace tres años, donde venció el conjunto de Albert Costa. "La situación es muy diferente a aquella.Todo es distinto. La superficie, el lugar, la situación, En cualquier caso es muy especial para nosotros. Será difícil pero el equipo esta preparado para lograr el título", apuntó Del Potro.

"Las ganas de ganar las tenemos todos. No dejamos de saber lo importante que es para Argentina esta final. Ha sido un gran año de Copa Davis más allá de lo que pase en esta final", dijo Del Potro.

El argentino David Nalbandián, acostumbrado a asumir la responsabilidad de las eliminatorias de Copa Davis, relegado en esta ocasión, inicialmente, al partido de dobles, reconoció la extrañeza que para él supone "no jugar el viernes", en alguno de los encuentros de individuales de la primera jornada.

El tenista cordobés, recién salido de una lesión en los músculos isquiotibiales que le ha mantenido casi dos meses al margen de la competición, es una baza que resguarda el capitán Modesto Tito Vázquez, que puede recurrir a la experiencia de Nalbandian en función de cómo se desarrolle la eliminatoria.

"Cada final es distinta. Uno se hace cada vez mayor. Estoy listo y preparado para ese partido. No va a ser fácil. Es raro no jugar el viernes en una eliminatoria pero estoy preparado", indicó David Nalbandián.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios