Muchas dudas en Augusta porque Tiger no fue descalificado

  • Un acción ilegal del estadounidense tuvo el castigo más benévolo por parte de la organización

El hoyo 15 del Augusta National, un largo par 5, se ha convertido en inesperado epicentro de la polémica por culpa de Tiger Woods y su acción antirreglamentaria que le costó, al amanecer, dos golpes más, aunque se barajó su descalificación del Masters. Los sesudos árbitros del Masters, reunidos a primera hora de la mañana, optaron por la decisión salomónica de evitar la descalificación y penalizar al californiano con dos golpes.

Pero ¿qué es lo que Tiger hizo mal en ese hoyo 15? El estadounidense pegó un golpe a green con tan mala suerte que la bola rebotó en la varilla de la bandera y cayó, rauda, al agua del estanque. El problema y origen de la polémica vino a continuación. Tiger tenía tres opciones para seguir jugando. La primera, usar la zona de dropaje, que es un pequeño espacio delimitado para desde allí volver a intentar alcanzar el green. El californiano no lo hizo. La segunda opción era llegar al punto por donde la bola entró en el agua y caminar hacia atrás y todo lo que quisiera en línea con la bandera (las barras amarillas le posibilitaban esta acción). Tiger tampoco pudo escoger esta posibilidad, pues hacia atrás estaban los espectadores. Y la tercera y última fue la que eligió, pero la interpretó incorrectamente. Tiger podría dropar su bola en el sitio más cercano al lugar desde donde golpeó. Pero Tiger, y aquí está el error que incluso admitió en una entrevista posterior, eligió un sitio dos yardas (1,8 metros) más atrás de ese punto. Esa fue la infracción del reglamento, en concreto de la regla 26-1.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios