El ONCE se corona también en Europa

  • El conjunto hispalense logró su primer título continental con otra actuación estelar de la pareja Diego de Paz-Latham

Comentarios 1

El ONCE-Andalucía se coronó en Europa. Después de varias actuaciones continentales en las que los hispalenses no habían conseguido buenos resultados, 2008 fue el año. El momento de reinar a nivel internacional como lo hace en el campeonato nacional. Ahora el ONCE es también rey de Europa tras conquistar la Copa André Vergauwen, un equivalente a la UEFA o la ULEB.

El cuadro hispalense ha realizado un torneo excepcional, ganando los cinco partidos que ha disputado y derrotando a rivales del nivel del Anmic Sassari (por dos veces), el Sandra Gran Canaria o del Gradacac bosnio. El Stade Pierre de Coubertin de París ha sido el escenario de la hazaña de los de Manu Balderas, que a su extraordinario palmarés español le ha unido un título continental.

En la final, el ONCE-Andalucía fue muy superior al poderoso Anmic Sassari italiano, con un baloncesto que desarboló a los transalpinos. Muy bien en defensa, con una presión agobiante sobre los rivales, con el esfuerzo de Tania Romero y el poderío de Vargas bajo el tablero. Sublime en ataque, con la aportación del referido Vargas, la experiencia de Navarro y sus dos estiletes Bill Latham y Diego de Paz (máximo anotador del campeonato, autor ayer de 32 puntos y cinco triples) como auténticos líderes.

El choque se puso de cara desde el primer momento. Los sevillanos salieron a por todas y el primer cuarto ya reflejaba un 23-11 que dejaba claro que los españoles iban a por todas. El Anmic Sassari metió una marcha más en el segundo periodo, pero fue insuficiente, ya que el ONCE tampoco fallaba y administraba bien su ventaja. Al último cuarto se llegó con un ajustado 53-45. Ahí quedó todo, porque el conjunto de Balderas, con su pareja ofensiva como referencia, no dio opciones a su rival y sentenció con un parcial de 25-17.

El del ONCE-Andalucía es el triunfo de la humildad, del esfuerzo generoso y del sacrificio diario y anónimo. Sus jugadores no son estrellas mediáticas, pero sí son currantes del deporte que ahora recogen por fin su recompensa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios