BALONCESTO l Cajasol

Obligado a levantarse para no caer

  • El tropiezo con Estudiantes abre más si cabe la lucha por evitar el descenso

Comentarios 3

Seis finales en busca de la salvación. Eso es lo que le queda al Cajasol de aquí al final de una temporada que empezó con mucho sufrimiento y acabará con la misma angustia de los últimos años, resolviéndose todo en las jornadas finales. Los de Comas desaprovecharon una oportunidad para sellar la permanencia al caer contra un Estudiantes que puso más corazón e intensidad que su rival, y que podría salir del descenso incluso este fin de semana gracias al soplo de esperanza que le dio el cuadro sevillano.

El Caja tenía enfrente al segundo peor equipo en ataque de la ACB y encajó 103 puntos. Antes, los madrileños sólo habían superada los 90 puntos en una ocasión (93-89 ante el Tau en la jornada 22) y en otras tres los 80 (en las victorias contra el Grupo Begar León en la jornada 16 por 85-83 y frente al Ricoh Manresa en la 26 por 88-76, y la derrota 97-89 con el Joventut de la semana anterior). ¿Falta de concentración? Puede ser una de las respuestas al desastre cajista en el Telefónica Arena, la más fácil seguramente, porque la plantilla, descompensada a todas luces, era consciente de lo que se jugaba.

Ahora quedan por delante seis partidos para buscar la salvación, y sólo dos ante rivales directos: Polaris World, en Murcia, el sábado de Feria y el CB Granada la jornada siguiente en San Pablo. Casi mejor así, porque el balance con los conjuntos metidos en la lucha por eludir el descenso es muy peligroso. Le gana el average a Valladolid y Estudiantes (por uno y dos puntos, respectivamente); empata con el Ricoh Manresa -que en el general cuenta con peores números-, pero lo pierde por 2-0 con el Fuenlabrada, resultado que en un triple empate, por ejemplo con Estudiantes, lo mandaría al hoyo. El peligro, pues, es bastante evidente.

La primera final de las finales será este sábado con Pamesa (20:00, por La 2). Los valencianos juegan el siguiente jueves el primer choque de la Final a Ocho de la ULEB con el Joventut, pero Katsikaris prohíbe pensar en Turín (sede de la fase final) para defender la quinta plaza que ahora ostenta el Pamesa, pues lo considera fundamental para tener alguna opción realista en las eliminatorias por el título. Un cruce con el Real Madrid, el DKV Joventut o el Tau se antoja insuperable, mientras que el Barcelona parece más asequible, por lo que ha asegurado que el que juegue relajado en Sevilla puede pagarlo posteriormente en la Copa ULEB.

La salvación cajista depende, y mucho, de los tres próximos compromisos, ya que la permanencia no se puede -o no se debe- dejar a la suerte de lo que ocurra en los tres últimos ante Tau, Unicaja y Real Madrid. Pero tampoco las estadísticas están con el Cajasol, que nunca ha conseguido esta campaña tres triunfos consecutivos -sólo ha logrado ganar dos veces seguidas en dos ocasiones-, por lo que el reto planteado por los de Comas de hacer tres de tres cobra si cabe más dificultad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios