Olmedo se baja del tren

  • El hispalense, con mínima en 800 y 1.500, es tajante tras ser último: "Descarto por completo ir a los Juegos" · Kevin López gana a Marco en el duelo sevillano

Manuel Olmedo, cuarto en los Mundiales de Daegu 2011 en los 1.500 metros, decidió renunciar a los Juegos Olímpicos de Londres, a la vista de su estado de forma, ya que considera "definitivo" su duodécimo puesto ayer en la carrera de 800 del mitin de Madrid, muy descolgado del grupo.

"Es imposible que me ponga bien. Descarto por completo ir a los Juegos. Es inexplicable lo que me ocurre, pero me está minando la salud y hay que cortar. Las piernas no van y la mente tampoco. Le comunicaré a la Federación Española la situación", declaró anoche el atleta sevillano, actual campeón de Europa en pista cubierta.

Olmedo, que tiene mínima olímpica tanto en 800 como en 1.500, piensa que "lo mejor es cortar", aunque falte todavía un mes para los Juegos Olímpicos. "Tendremos que ver a nivel analítico qué es lo que me pasa porque las molestias en el pubis no bastan para explicarlo. Hoy -por ayer-, acabar la carrera ha sido un suplicio". "He querido terminar, en lugar de retirarme como en el Europeo de Helsinki, pero ha sido un suplicio, y hay que parar el sufrimiento. No hay forma de recuperarme. Los milagros no existen en esto. Esto me está minando la salud", reiteró Olmedo.

Su entrenador, Enrique Pascual, comentó que "no tiene sentido hacer estas afirmaciones en caliente, pero lo lleva masticando desde hace tiempo, aunque ha entrenado muy bien".

En dicha carrera de 800, Kevin López, quien no pudo acceder a la final continental en Helsinki, se tomó un relativo desquite al ganar por delante de su compañero y amigo Luis Alberto Marco. En una prueba con liebre y con el cubano Maury Suriel Castillo -también pupilo de Paco Gil- en el lote, Kevin se llevó el gato al agua con un tiempo de 1.45,78, 20 centésimas menos que Marco (1.45,98). El irlandés Mark English fue tercero y Castillo, cuarto.

La protagonista en positivo de la reunión fue Aauri Lorena Bokesa, una ex baloncestista en constante progresión en el atletismo, que elevó a 50 el número de participantes del equipo nacional en los Juegos al lograr la mínima en 400, en la que Kemar Hyman, con 9,95, se convirtió en el más rápido en correr los 100 en la historia de esta ciudad.

Bokesa, que se presentaba en la prueba disputada en Moratalaz con un crono de 52,47, a 12 centésimas de la mínima olímpica, peleó con todo, incluido viento contrario en la recta de llegada, para ganarse un puesto en la selección para la cita londinense: 52,23.

Hyman, un espigado velocista de Islas Caimán, se convirtió también en noticia. Nadie había bajado de los 10 segundos en Madrid y el caribeño lo logró dos veces, ambas con el mismo tiempo: 9,95. No obstante, la única marca válida a la hora de las estadísticas es la de la semifinal, porque en la final gozó de un viento superior a lo permitido de 3,8 m/s. El atleta de Islas Caimán estableció uno de los mejores cronos en territorio español, donde manda, desde los Mundiales de Sevilla 99, el estadounidense Maurice Greene (9,80).

Ruth Beitia logró su primera victoria como campeona de Europa de altura: 1,92. La campeona de Europa de 1.500 en Barcelona 2010, Nuria Fernández, se pasó al 800 e hizo la mejor marca española de la temporada (2.02,12), aunque tan sólo le permitió ser novena, muy lejos de la rusa Tatyana Markelova (2.00,10).

Luis Felipe Méliz, plata en los Europeos, y Eusebio Cáceres, quinto, se quedaron fuera de la mejora en longitud. Una de las decepciones fue el australiano Steven Hooker, campeón olímpico en Pekín 2008 y también mundial en Berlín 2009, quien saldó su participación con dos nulos en 5,50 y otro en 5,60, con lo que acabó último en pértiga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios