PNB tacha de "chantaje moral" la oferta de compra de Lopera

  • "La dignidad de los béticos no se vende", dice José Tirado

Comentarios 3

José Antonio Tirado, presidente de la asociación Por Nuestro Betis (PNB) calificó en Europa Press de "chantaje moral" la nueva oferta de compras de acciones del club realizada por Manuel Ruiz de Lopera, según anunció el jueves la radio oficial del club y por la cual la empresa Farusa está dispuesta a pagar el cuádruple a todos aquellos accionistas de la entidad que compraron sus títulos en 1992 al precio de 10.000 pesetas.

Para PNB, el calificativo que merece esta iniciativa es claro. "Esto es una especie de chantaje moral, de decir que te pago dinero y dejas la causa. Pero nosotros no queremos vender las acciones, lo que queremos saber es que la sociedad se ha gestionado correctamente en los últimos años y que no hay ningún delito societario. Lo que queremos decir, desde la asociación, es que la dignidad de la institución y de los béticos no es vendible", comenta Tirado, quien añade: "Es la enésima maniobra de distracción que se quiere hacer por parte del consejo de administración usando, lamentablemente, los medios oficiales de la sociedad. La oferta, sencillamente, no es creíble".

Además, el presidente de PNB recordó el ya mencionado procedimiento judicial en el que está inmerso Lopera. "No es de recibo la aparición de estos esperpentos, porque se trata ya de la cuarta o quinta oferta de compra de acciones por parte de Lopera en los últimos tiempos", argumenta el presidente de PNB, al tiempo que puso de relieve el vaivén del precio de las acciones del Betis, según la valoración que de las mismas ha hecho Lopera: "Primero Farusa nos las vendía a más de 1.000 euros; el otro día decía que estaban valoradas en 400 euros; ayer el señor Alfredo Flores (abogado de Lopera) decía que las iban a pagar a 360 euros y, por la tarde, Farusa anuncia que las compra a 240 euros".

En resumen, PNB se reafirma en su intención de sacar a la luz las cuentas reales en la gestión de Lopera. "En el año 2000, cuando empezó a aparecer la cuestión de delito fiscal, Lopera primero negaba toda responsabilidad, después indicó que lo que era problema de dinero se solucionaba con dinero, pero éste no es el caso. Lo que queremos los accionistas minoritarios, y todos los béticos, es saber si el Betis se ha gestionado en los últimos años con honradez, decencia, y sin que nadie haya metido la mano. Estamos en manos de la Justicia, que serán quien lo dirá", apostilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios