real betis

Paso a la cordura

  • José Emilio Santigosa, agente de Chaparro, se reunió con Momparlet para tratar la renovación del técnico · El contacto con Lopera se espera para la próxima semana

Comentarios 8

Parece que el Betis del próximo año se construirá desde los cimientos, y no empezando por el tejado como venía pasando en las últimas temporadas. Lopera, a través del director deportivo verdiblanco, Manuel Momparlet, ya ha contactado con el agente de Chaparro, y todo pinta bien para que el trianero repita la próxima campaña en el banquillo de Heliópolis.

Después de tantas especulaciones y las dudas surgidas por el retraso de unas negociaciones que son de obligada acometida, el club dio ayer el primer paso. Fue, según comentaron sus protagonistas, una reunión informal que sirvió para que uno y otro expusiesen sus primeras pretensiones. Un paso obligado con el que empezar a levantar el equipo del próximo curso y que llega quizá como golpe de efecto con el que contrarrestar el interés de Celta y Almería, especialmente, por el preparador sevillano. Todo apuntaba a que las negociaciones se iniciarían cuando se sellara la permanencia. Es decir, tras un hipotético triunfo ante el Levante. Los acontecimientos se han precipitado en el tiempo tras una dilatada espera, y aunque todo se decidirá en las próximas semanas, casi se puede asegurar la continuidad de Chaparro.

"Creo en el 99,9 por ciento de posibilidades que se va a cerrar", afirmó José Emilio Santigosa, representante del técnico bético, quien añadió en Punto Radio: "Lopera es el primero que quiere que Chaparro siga en el Betis. Ha hecho las cosas muy bien, sacando de donde no hay y creo que va a seguir. En lo deportivo no sé qué pedirá, en el tema que yo le llevo tengo libertad después de 29 años trabajando con él. Chaparro no es pesetero y puedo asegurar que si todo sale bien seguirá en el Betis por bastantes años, porque toda la gente del club así lo quiere".

La reunión, que se ha producido en las oficinas de la calle Jabugo por espacio de más de una hora, ha dejado varios frentes abiertos, ya que el trianero es un hombre que muere con sus ideas y no está dispuesto a sufrir más ni en el ostracismo ni sobre el campo. Esto es, que Chaparro sólo seguirá como entrenador de la primera plantilla con su equipo de trabajo y que no está dispuesto a aceptar que se firmen jugadores que no le valgan para su proyecto, pues conoce a la perfección los límites y necesidades del actual Betis.

Refuerzos consensuados con la secretaría técnica, algunas mejoras estructurales y las bajas de algunos futbolistas serán algunas de sus peticiones. El máximo dirigente lo sabe y ha dado el primer paso, síntoma de que las cosas van por buen camino. "El accionista mayoritario dijo por activa y por pasiva que hasta que no se lograse la salvación no hablaría de renovación con nadie, y nos ha citado para la semana que viene, y eso hay que tenérselo en cuenta", explicó Santigosa, que aclaró: "No hemos quedado para cuando tengamos los 44 puntos. Será cuando Lopera quiera. Ahora hablarán entre ellos (Lopera y Momparlet) y después nos tocará el turno a nosotros con el máximo accionista".

En cualquier caso, lo cierto es que el discurso es ahora mucho más optimista que hace unos días, algo que no hace sino reafirmar la sensación de que las posturas están muy cercanas. Incluso Santigosa sale al paso de los rumores que vinculan a varios entrenadores en la órbita heliopolitana: "Una cosa es que un equipo contacte con un representante o un entrenador, y otra que sea el agente quien se ofrezca a la entidad. No me consta que el club se haya dirigido a nadie. Sólo ha movido ficha con el representante de Paco Chaparro, no con el de Unai Emeri ni con el de Quique Sánchez Flores". Toda una declaración de intenciones que deja entrever por dónde irá el futuro.

La partida de ajedrez está en juego. Ahora le toca mover al Betis en busca del enroque definitivo con Paco Chaparro. Pero todavía no ha habido ningún movimiento definitivo, a la espera de la reunión definitiva de la próxima semana. Si el Betis gana al Levante se cerrará todo; si pincha, aún se puede alargar un poco más.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios