La historia

Pentacampeón en el siglo XXI

  • España, segundo equipo que gana 3 títulos en 4 años tras Suecia entre 1984 y 1987

Comentarios 1

España lo volvió a lograr: cinco títulos en las últimas doce ediciones de la Copa Davis marcan un dominio que no hacen más que confirmarlo como el gran equipo de tenis del siglo XXI.

Barcelona 2000

España 3-1 Australia. El primer título español coincidió con la despedida del siglo anterior. Juan Carlos Ferrero se disfrazó de héroe y se llevó dos puntos clave en la serie contra los australianos. Tras las frustraciones en las finales de 1965 y 1967, el conjunto dirigido por Javier Duarte se impuso ante un rival con Patrick Rafter y Lleyton Hewitt en sus filas. El juvenil Ferrero se convirtió en la gran estrella de la final. Ganó sus dos partidos de individuales y luego fue paseado en andas alrededor de toda la pista, cual torero en una plaza.

Sevilla 2004

España 3-2 Estados Unidos. España ya se había sacado de encima el maleficio de la Davis, aunque tenía la espina clavada de la final 2003, perdida como visitante ante Australia. En la capital andaluza se vivieron dos realidades, la de un experimentado Carlos Moyà, que con 28 años buscaba redimirse, y la de su discípulo: un incipiente Rafael Nadal, de apenas 18 años, que sorprendió a todos con una victoria sobre Andy Roddick en la primera jornada. Mientras, el ganador de Roland Garros 1998 se imponía ante el mismo rival en el cuarto punto, para derrochar una lluvia de lágrimas de emoción en La Cartuja. "Muchas veces me he despertado por la noche pensando en este día. Siempre pensé que si me tocaba jugar el punto definitivo, no podría ni salir a la pista. Pero lo he hecho y gané", celebró en su momento Moyà.

Mar de plata 2008

Argentina 1-3 España. La tercera Ensaladera de España fue la más inesperada de las cinco obtenidas. El panorama se le presentaba demasiado complicado: sin el entonces número uno del mundo, Nadal, el conjunto hispano debía afrontar el duelo en superficie dura y ante miles de aficionados argentinos en contra.

Fue allí que aparecieron las figuras de Feliciano López y Fernando Verdasco, quienes brillaron en el dobles y ganaron cada uno un individual para romper así con todos los pronósticos. "El punto decisivo de esa serie fue un punto de inflexión en mi carrera. En ese juego me di cuenta de que podía llegar a ser un top ten", valoró Verdasco, que llegaría al séptimo lugar del ranking un año después.

Barcelona 2009

España 5-0 República Checa. España obtuvo su segunda Copa Davis consecutiva en la única serie final en la que no cedió ni un punto ante su rival. La enorme diferencia respecto a la República Checa de Berdych y Stepanek en el Palau Sant Jordi sirvió para confirmar al cuarteto Nadal, Ferrer, Verdasco, López como el equipo más fuerte de la escena mundial.

Sevilla 2011

España 3-1 Argentina. Dos años después, el mismo cuarteto coronado en 2009 consagraría a España como pentacampeón de la Davis. Otra vez Argentina fue el castigado en la final, aunque las condiciones de la serie diferían mucho de la jugada tres años atrás. Nadal, segundo del ranking, y Ferrer, quinto, expusieron su clase en su superficie preferida, la arcilla, para batir a Juan Martín Del Potro, David Nalbandian y compañía. Para el séxtuple campeón de Roland Garros fue una serie única, ya que se dio el lujo de ganar el punto decisivo por primera vez en su carrera. España se convirtió en el segundo equipo que gana tres ediciones de la Copa Davis en cuatro años, después de Suecia (entre 1984 y 87) desde que se implementó el formato del Grupo Mundial. Suficiente como para que los ibéricos consoliden su imagen de dueños del tenis mundial de la actualidad.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios