Perotti sufre una pequeña rotura en su muslo de riesgo

  • El argentino podría reaparecer ante el Madrid, aunque la prudencia aconseja que pare.

El muslo izquierdo le está dando más problemas de los esperados a Perotti. El argentino se resintió de una nueva dolencia muscular ante el Getafe, en la misma zona de la lesión que sufrió el 16 de octubre frente al Sporting y que lo tuvo un mes alejado de los terrenos de juego. Por su fisonomía y explosividad, el extremo viene padeciendo muchas roturas en sus dos muslos, aunque es el izquierdo el que le da más dolores de cabeza. La primera vez que se lastimó ahí fue ante el Xerez, el día de la destitución de Jiménez, en 2010, algo que le cortó su progresión en la selección argentina y le impidió disputar la final de la Copa del Rey. Ahora este músculo vuelve a darle la cara, aunque la lesión no es grave y podría incluso reaparecer ante el Real Madrid, antes del parón navideño.

Perotti sufre una rotura fibrilar de pequeño tamaño en el semitendinoso de la pierna izquierda, la misma zona en la que se lesionó a mediados de octubre, según reveló la resonancia magnética a la que se sometió el jugador ayer a mediodía. El cuerpo médico del club, según el parte ofrecido, estima que el jugador será baja para los dos próximos partidos, el sábado frente al Levante en Valencia y contra el San Roque en Lepe, el martes 13, la ida de los dieciseisavos de la Copa del Rey. Según ese mismo parte, Perotti podría llegar a tiempo para reaparecer ante el Real Madrid, el día 17, o para la vuelta copera frente al San Roque, el día 20, justo antes de Navidad. Pero, ¿sería prudente forzar al futbolista viendo sus antecedentes?

El historial de Perotti con las lesiones musculares es largo. La primera vez que sufrió una rotura en el isquiotibial izquierdo fue aquel 24 de marzo de 2010, hace dos temporadas. La campaña pasada también tuvo una lesión muscular, pero en el muslo derecho, antes de lastimarse el tobillo con su selección, una lesión que le impidió realizar la pretemporada con el primer equipo y ha lastrado su puesta a punto. En octubre sí tuvo una rotura en el bíceps femoral izquierdo y ahora se ha producido otra microrrotura en el semitendinoso, prácticamente junto a la anterior. El mal está identificado y los médicos saben que tienen que controlar los ejercicios del jugador y evitar los factores de riesgo (reapariciones antes de plazo, sobrecargas, malos calentamientos...). Por ello, no es descartable que, pese a sus ganas, le aconsejen volver tras las navidades.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios