olimpismo · juegos paralímpicos de invierno

Primer metal para España

  • Astrid Fina estrena el medallero nacional con un bronce en snowboard

La española Astrid Fina, en acción durante la prueba de snowboard cross celebrada en el centro Jeongseon de los Juegos Paralímpicos de Invierno. La española Astrid Fina, en acción durante la prueba de snowboard cross celebrada en el centro Jeongseon de los Juegos Paralímpicos de Invierno.

La española Astrid Fina, en acción durante la prueba de snowboard cross celebrada en el centro Jeongseon de los Juegos Paralímpicos de Invierno. / SIMON BRUTY / efe

La barcelonesa Astrid Fina logró la medalla de bronce en snowboard cross, categoría SB-LL2, en los Juegos Paralímpicos de invierno que se disputan en el condado de Pyeongchang (Corea del Sur).

La española, que disputa sus segundos Juegos, luchó por la medalla de bronce ante la holandesa Renske van Beek, a quien venció en una bajada que dominó de principio a fin. El oro fue para la también holandesa Bibian Mentel-Spee y la medalla de plata para su compatriota Lisa Bunschoten.

La medalla de Fina es histórica, pues es la primera de España en snowboard en unos Juegos Paralímpicos. Fina dijo al término de la prueba que tenía "miedo de no cumplir el objetivo", pero aseguró que todo el trabajo que hay detrás ha valido "la pena".

Estos Juegos han sido especiales para Fina, pues empezó portando la bandera española como abanderada en la inauguración en el estadio olímpico y ahora suma su primera medalla en la competición.

"No me lo creo. No soy consciente de que he conseguido una medalla. En la bajada he querido asegurar y no he ido a muerte para no caerme y que la otra me adelantara. Es verdad que he tenido momentos tensos, pero pensaba que no debía perder la calma, que iba a salir bien. Eso es trabajo de la psicóloga", admitió.

Uno de los secretos de la mejoría de la deportista en los últimos meses ha sido el trabajo que ha realizado con expertos. "Llevo toda la temporada trabajando con una psicóloga deportiva y estos últimos días nos han puesto otra del Comité. Me ha ido muy bien", confesó Fina, quien aladió que había estado "tranquila". "He tenido un momento de estar alterada, pero al pasar el portillón me ha dado tiempo a relajarme, como si fuera una competición normal. No quería tener la tensión de saber que estaba todo el mundo abajo", explicó.

"Tenía algo de miedo de no cumplir el objetivo, pero no había visualizado una medalla, aunque llevamos trabajando cuatro años para esto. De todo lo que he sufrido ahora, ni me acuerdo. Ha sido un trabajo muy duro. He estado lejos de mi familia, lejos de mis amigos y en momentos con mucha fatiga. Todo ha valido la pena y pensaría que ahora pasaría otro año así", confesó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios