Rubén Castro, futbolista

Rubén Castro: "No debemos ni vamos a dejar Europa para el año que viene"

  • "Europa es prestigio también para los que se irán en junio y ahora lo tenemos en la mano", advierte el canario, muy implicado en el equipo "El derbi va a marcar muchas cosas", matiza

Comentarios 3

Está a un solo gol de igualar su mejor marca en Primera División, los 16 tantos de la pasada temporada. Tiene por delante ocho partidos y el próximo es el derbi. Rubén Castro Martín (Las Palmas de Gran Canaria, 27 de junio de 1981) afronta el partido con ganas, en forma y pleno de confianza. Jugar en Europa con el Betis es su gran reto y sabe que ganar al Sevilla allanaría sobremanera el camino.

-¿Nota el equipo la presión de pelear en la zona de arriba?

-El día del Getafe no hizo el equipo un gran partido, pero fue importante sumar frente a un rival directo. Luego ha venido la victoria en Granada y no bajar de esos puestos de Europa es importante para nosotros. Creo que el equipo no está presionado aunque ya haya conseguido el objetivo que marcó el club. Ahora toca disfrutar de estos momentos, es cierto, pero la gente quiere meterse en Europa.

-La salvación quedó garantizada prácticamente tras una gran primera vuelta.

-Sí, muy pronto. No esperábamos que con diez u once partidos de antelación estuviésemos ya a salvo y luchando por Europa. Pero queda mucho y lo más importante es clasificarnos para jugar en Europa. Es lo mejor para todos y hay que mirar el presente.

-Se lo ve muy implicado. ¿Está así todo el vestuario?

-Yo hablo por mí. Espero estar los tres o cuatro años que me quedan aquí y quiero jugar con el Betis en Europa, no lo he hecho nunca (disputó 8 partidos de la Intertoto en la 05-06 con el Deportivo) y me hace mucha ilusión. La situación de los demás no lo sé, pero lograrlo es prestigio también para los que se vayan en junio.

-Pues en el camino ya asoma el derbi...

-Es el partido más importante y más tras el de la primera vuelta, que perdimos de esa manera. Tenemos que dar a la afición la alegría que se merece. Para mí es el partido más importante, sin duda.

-¿Lo pasó mal tras el partido de Nervión?

-Fue complicado, porque es un partido especial. Todo se para. Tengo muchas ganas por eso, porque el de la primera vuelta fue el peor partido de la temporada. De la temporada y del tiempo que yo llevo aquí.

-Pero marcó.

-Ese día hice el gol, pero no valió para nada. Tengo muchísimas ganas de hacer uno ahora y que valga para algo.

-¿Llega el Betis como favorito por jugar en casa e ir mejor clasificado?

-En estos partidos no hay favoritos. Lo que queremos todos es el que el Betis gane, aunque el Sevilla es un gran equipo y complicado de ganar. Son tres puntos muy importantes, todos tenemos el partido en la mente.

-¿Sería un broche de oro a la temporada ganar al Sevilla?

-Bueno, también está el jugar en Europa. Ganar podría subirnos la nota de la temporada, porque estamos haciendo las cosas bien y sería muy importante para nosotros.

-El Sevilla fuera no le gana a nadie, aunque en este caso no coge avión...

-En estos partidos no influyen las estadísticas de los partidos anteriores. Jugar fuera de casa no va a influir en que el Sevilla esté mejor o peor.

-¿Qué se juega el Betis en el derbi?

-A nosotros nos pueden las ganas, no de revancha pero sí de ganar el partido por nosotros y por la gente. No creo que nadie tenga más ganas de ganar este partido que nosotros.

-¿Y el Sevilla?

-Puede salvar la temporada si gana los dos derbis. Pero ni así, ellos lo que quieren es meterse en Europa también.

-Aunque el Betis pierda seguiría por delante del Sevilla.

-Llegamos por delante y prácticamente llevamos todo el año así. Por eso era importante también ganar en Granada. Espero se queden aquí los tres puntos, ya que haríamos seguro un año bueno, seguiríamos con un colchón de puntos por delante y nos quedaría menos para conseguir Europa. El derbi va a marcar muchas cosas.

-¿Siente que ha llegado un poco tarde a la élite?

-No pienso ya en el pasado. He jugado en muchísimos equipos, pero me he consolidado en Primera gracias al Betis. Yo puse todo de mi parte para llegar antes, pero fui joven al Deportivo y di muchas vueltas y me cedieron demasiado. Hacía la pretemporada y, salvo dos años, uno de los cuales también me fui en invierno, siempre tenía que irme. Pero me ha llegado ya con 30, un poco tarde, aunque no me quejo; es una edad muy buena y me siento bien, no estoy cansado.

-¿Qué ha influido más en su fenomenal adaptación, la ciudad o el equipo?

-Un poco de todo: el vestuario, el míster también me ha ayudado mucho... Aquí me siento como en casa por el clima y por el carácter de la gente. Todo ha contribuido a que esté triunfando aquí.

-En otra entrevista a este periódico dijo usted: "Mel lo es todo para mí".

-Él me entiende y yo lo entiendo a él, llevamos cuatro o cinco años juntos y él sabe lo que me tiene que dar, me pone en varios sitios y juego siempre. Por mí, estaría con él siempre. Ningún entrenador ha confiado tanto en mí como Pepe. Además, él es del Betis.

-¿Quizá por su timidez le pudo faltar hacerse valer ante otros entrenadores y triunfar antes?

-Lo que haga fuera del campo no debe influir. Si hago goles, si corro, si trabajo... Ocurrió también que el Deportivo al que yo llegué era un grandísimo equipo y me llevé siete años dando vueltas. Puedo hacer una guía de viajes de la de vueltas que he dado por España.

-De la selección ni hablamos...

-Hubo un momento en que tuve un poquito de esperanza de poder ir, cuando esos dos amistosos del pasado verano. Le había marcado dos goles al Barça y cuando no vi la llamada...

-¿Ya es tarde?

-Seguramente. Me hubiera encantado ir a la selección, sobre todo por disfrutar de los jugadores que tiene.

-¿Jugaría Valerón en esta selección de ser más joven?

-Seguro. Os diría lo mismo cualquiera que haya jugado con él. Para mí tiene muchísima calidad y, como persona, más. El que es bueno, lo es a los 30 y a los 37.

-Estará contento por cómo le va al Deportivo ahora con Fernando Vázquez, ¿no?

-Fernando Vázquez fue el que empezó a subirme, cuando le metí los dos goles al Madrid. Y Valerón es mi amigo. Estoy muy contento con la situación de ahora y ojalá se salve.

-Volvamos al Betis. ¿Tiene miedo de que se desmantele la plantilla en verano?

-Si se van tantos jugadores como se está diciendo... No es bueno que se vaya la mitad del equipo. Si vienen diez nuevos, hay que conocerlos, ellos tienen que adaptarse... Pero para eso está la gente que tiene que renovar o mantener a los cedidos para que no se vayan tantos.

-Además, ya no cumplirá el equipo sólo con mantener la categoría...

-Claro, las exigencias van a subir. Por eso es también muy importante para nosotros mantener el bloque, porque la próxima temporada no será sencilla.

-Es que los momentos en el fútbol no se eligen y al Betis le ha llegado el suyo ahora. Quizá el año que viene no tenga las plazas europeas tan a tiro...

-Seguro. Ahora lo tenemos a nuestra mano, quedan ocho partidos. Dice el refrán que no hay que dejar para mañana lo que se puede hacer hoy. Por eso no debemos ni lo vamos a dejar para el año que viene, que nunca se sabe.

-Entre usted y Pabón seguro que lo consiguen.

-Lleva poco tiempo, pero somos del mismo estilo, pequeños, rápidos, jugamos entre los centrales y nos entendemos muy bien. Hemos jugado juntos arriba pocas veces, pero cada día nos va mejor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios