Sergio se alía con el gol decisivo

  • El delantero del Gerena vuelve a anotar el tanto de la victoria en el triunfo casero ante el Córdoba B

El Gerena recorre embalado la segunda vuelta. El equipo entrenado por Diego Román mira sin complejo las plazas de la liguilla de ascenso después de haberle recortado 11 puntos al San Fernando en apenas seis jornadas. Ahí es nada. Durante ese lapso de competición, el equipo de la localidad minera ha sumado 16 de los 18 puntos en disputa y aún ha de jugar medio partido en el Alfonso Murube correspondiente a la decimoctava jornada liguera.

El domingo, el Gerena obligó al Córdoba B a retrasar el alirón después de imponerse en el José Juan Romero por 3-2, un triunfo que sin duda hizo justicia en un partido jugado de poder a poder y en el que acabó volviendo a ser protagonista Sergio Navarro, autor del gol de la victoria. El joven punta, futbolista cedido por el Betis en el mercado invernal, añadió a su casillero particular el tercer tanto vestido con la camiseta del Gerena. El anterior, hace dos semanas frente al San Juan, significó también la diana del triunfo. Parte de esos seis puntos, por tanto, tienen su sello.

Autor de 21 goles la temporada pasada en el juvenil del Betis de División de Honor, este futbolista de Torreblanca comenzó la presente temporada con todas las posibilidades de hacerse con un puesto en la vanguardia del primer filial verdiblanco. Pero Juan Merino, entrenador por entonces del Betis B, dejó de contar con él. "En diciembre decidí marcharme al Gerena con la idea de continuar con mi formación", explica el punta, que señala que le queda contrato en vigor con el club de Heliópolis hasta junio de 2017.

Sin suerte en sus primeras comparecencias como jugador gerenense, Sergio Navarro va poco a poco haciéndose con un hueco en los onces conformados por Diego Román jornada tras jornada. Contra el filial cordobesista, este jugador, con 20 años recién cumplidos, quizá completara su mejor actuación en la localidad minera. "Estoy muy contento, muy satisfecho, pero no sólo por los goles sino por la gran segunda vuelta que está haciendo el equipo", declaró el sevillano, quien llegó al club bético como cadete procedente del Nervión y, antes, del Diablos Rojos.

Aunque se considera un mediapunta con gol, Sergio cada vez se asemeja más a un segundo delantero rápido, con movilidad y habilidoso. Sus números en categorías inferiores lo avalan, aunque aún tenga que demostrar su valía en competiciones exigentes como la Tercera División. Esta campaña ya anotó un tanto en Segunda B con el primer filial bético, adonde espera poder regresar y "con ganas de agradar a la afición del Betis".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios