Sergio evita el desastre

  • Un gol del delantero catalán en la prolongación le da el pase al Zaragoza tras tener que remontar un 0-1 del Pontevedra

Comentarios 0

El Zaragoza se clasificó en el último suspiro para los octavos de final de la Copa después de asomarse al abismo al cuarto de hora del arranque, cuando el Pontevedra, que ya acumulaba un gol en su zurrón de la ida, se adelantó desde el punto de penalti.

Los maños, que ya habían sido eliminados de la UEFA en su estadio en una noche aciaga, debían remar contra corriente para no sufrir un ridículo mayúsculo y salvar a su técnico, Víctor Fernández. El Zaragoza, que acumula siete jornadas ligueras sin vencer, tropezó con un Segunda B bien posicionado, con un fútbol fluido y que contaba con una jugosa ventaja de dos goles.

El Zaragoza estuvo muy cerca del precipicio, al menos durante la primera mitad. En la segunda, Diego Milito, de penalti, inició la remontada. Quedaban casi 40 minutos para soñar con doblegar a los gallegos, pero costó. Oliveira estrechó el marcador a falta de un cuarto de hora y desde entonces continuos arreones locales hasta que en la prolongación Sergio García, libre de marca, impedía que se cumpliera el mito de David y Goliat.

El equipo maño estará en octavos, pero pierde a Diego Milito para la visita liguera al Bernabéu después de que el argentino fuera expulsado con roja directa.

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios