Tenis l Copa Davis

Sevilla, a rebufo de Madrid y Málaga

  • La capital de España y la ciudad costasoleña ganan enteros para acoger en septiembre la semifinal ante Estados Unidos

Comentarios 2

Fue ganar Feliciano López y Fernando Verdasco el eterno partido del sábado y empezar a moverse los organismos competentes para organizar las semifinales de la Copa Davis en sus respectivas ciudades a expensas de que Estados Unidos eliminase a Francia, como así ocurrió el domingo.

Hay muchas candidatas, pero pocas favoritas. Madrid, Málaga, Sevilla y Valencia parten con más opciones que el resto para ser la sede del penúltimo obstásculo. Pedro Muñoz, presidente de la Federación Española de Tenis, tenía el mismo cargo, pero en la Federación Madrileña, cuando el Estadio de la Cartuja acogió la final contra los estadounidenses en 2004. Él quiso llevársela a la capital de España y ahora pretende que así ocurra.

Hay varios puntos favorables como, por ejemplo, que la Comunidad de Madrid patrocina la Copa Davis -a la propia competición, no al equipo español- durante tres temporadas a razón de nueve millones de euros, englobados dentro de la candidatura olímpica madrileña. Tampoco habría problemas en principio para preparar una pista descubierta a tal efecto, uno de los requisitos indispensables.

Aun así, las demás ciudades interesadas pujan por esta golosa semifinal -la final, en caso de que llegara España, sería fuera, o en Argentina o en Rusia-. Valencia, sede de grandes eventos deportivos como la Copa América de vela o esta temporada el Gran Premio de Fórmula 1, apuesta por la Copa Davis también. Pero Málaga tiene un firme interés para que sea en la Costa del Sol, como en 2003 contra Argentina. El alcalde de la ciudad, Francisco de la Torre, ha llamado personalmente a Pedro Muñoz y a José Luis Escañuela -presidente de la Federación Andaluza- para trasladarles que están dispuestos a cumplir con todos los detalles necesarios para que Málaga acoja el interesante acontemiento.

En Sevilla hay mayores pegas en cuanto a que los políticos no están tan por la labor de afrontar el gasto que supondría volver a traer la competición a nuestra ciudad, en este caso al Centro de Tecnificación de Tenis Blas Infante, sito en Sevilla Este. No obstante, hoy se reunirá Escañuela con Alfonso Seoane, presidente adjunto de la Oficina de Promoción Deportiva, para tratar sobre el asunto. Y estaba prevista también un encuentro el próximo jueves con el alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, para hablar de ello.

Una baza importante para Málaga, Valencia y Sevilla es la opinión de los jugadores acerca de la sede. Pedro Muñoz desea fervientemente que la semifinal, que se celebrará entre el 19 y el 21 de septiembre, se juegue en Madrid, pero los tenistas no están muy por la labor por un asunto habitual cada vez que se debate sobre la idoneidad de dónde jugar. Madrid está a 700 metros de altura y eso iría en beneficio de la potencia en el saque de dos jugadores que le pegan duro a la bola como son Roddick y Blake, números uno y dos de Estados Unidos.

Aunque todavía es pronto para saber los detalles, el Centro de Tecnificación Blas Infante adaptaría sus instalaciones a la competición, como ya hiciera en el año 2003 cuando España se enfrentó a Bélgica. La pista central pasaría de tener un aforo de 1.500 a 14-15.000 espectadores.

Asimismo, hay una tercera candidata andaluza, pero con pocas posibilidades a priori: Jerez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios