Sólo dos partidos para el muy arrepentido Adriano

  • El jugador pidió disculpas por su comportamiento en la web del club, que no recurrirá la sanción

Comentarios 2

El Comité de Competición no fue todo lo duro que se esperaba con Adriano y sólo lo castigó con dos partidos por su expulsión ante el Almería, uno de ellos por el agravante de reincidente. Pese a que se perderá los dos próximos encuentros, ante Murcia y Valladolid, no deja de ser una buena noticia para el Sevilla, puesto que el gabinete jurídico del club esperaba una sanción mayor, teniendo en cuenta que insultó por dos veces a los asistentes de Clos Gómez y además ya fue sancionado con un partido esta temporada, tras participar en la trifulca final del Sevilla-Osasuna lanzando agua.

Competición castigó la roja que vio el futbolista de Curitiba con un encuentro de castigo, más otro debido a esa reincidencia. Cabía la posibilidad de que el comité federativo se hubiese amparado en el artículo 122.B de los Estatutos de la FEF, que contempla un castigo mínimo de cuatro partidos, por "insultar de forma reiterada y ostensible", según reza el texto reglamentario. El club mandó alegaciones el lunes, en las que destacaba que el jugador se dirigió al vestuario de los árbitros para disculparse tras el partido.

Además, el futbolista se mostró públicamente, incluso antes de conocer la sanción, muy afectado por su comportamiento el día del Almería. La web del club incluyó palabras de Adriano en las que evidenciaba su absoluto arrepentiemiento: "No debía haber reaccionado así. Estaba muy nervioso, se trataba de un partido importante para el Sevilla, ya que una victoria nos dejaba en una situación muy confortable para alcanzar el cuarto lugar. Estoy arrepentido y pido disculpas a los árbitros y a los aficionados del Sevilla, que no se merecen este tipo de comportamiento".

"Estoy dispuesto a aceptar el castigo que decida la Federación -recalcó Adriano en este documento- y lamento el perjuicio que he causado al Sevilla. Es un club ejemplar, que ofrece a sus jugadores unas condiciones ideales para trabajar y eludir comportamientos como el del sábado, que pueden perjudicar a un gran club de fútbol español y europeo. Pido igualmente a los aficionados, sobre todo a los más jovenes, que no sigan este ejemplo. El fútbol no son estas cosas y por eso demuestro mi arrepentimiento".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios