Supermán cumple 31

  • Manuel Martínez agranda su palmarés al superar la treintena de oros en los Nacionales · El joven Cienfuegos, en martillo, acaba con el reinado de Campeny

Manuel Martínez, campeón mundial de peso en pista cubierta en 2003, conquistó en el Olímpico de Barcelona su título número 31 de campeón de España, el decimoquinto al aire libre, en la jornada inaugural de los Nacionales de atletismo, la última competición sobre la pista mágica de los Juegos de 1992. Pese a ser una marca modesta para un lanzador de su rango (19,88), el leonés no pasó apuros para hacerse con un nueva victoria, ya que el malagueño Borja Vivas, el hombre que en febrero pasado le arrebató el título en pista cubierta, fue aquí segundo con 18,98.

Juan Carlos Higuero, Reyes Estévez, Arturo Casado y Diego Ruiz, todos los gallos del 1.500, pasaron sin contratiempos la criba de las semifinales. Estévez, nacido en Barcelona, dejó entrever un buen cambio mientras los demás rehuyeron toda demostración, guardando todas las fuerzas para la final de hoy.

Las semifinales femeninas de 1.500 ofrecieron la imagen poderosa de Natalia Rodríguez, que, pese a su enorme superioridad, tiró a 500 metros de la meta "para coger chispa" porque era sólo su segunda carrera de la temporada en esta distancia. Hoy, en la final, se las verá con la madrileña Nuria Fernández, líder española del año con 4:02.53.

El pacense Javier Cienfuegos, de 19 años recién cumplidos, acabó con 10 años de reinado del gerundense Moisés Campeny en martillo al proclamarse campeón de España con un lanzamiento de 73,16 metros y tiene un puesto seguro en el equipo para los Mundiales de Berlín como premio a su excepcional temporada.

La victoria de Cienfuegos, plusmarquista mundial júnior con el martillo de seis kilos (82,97 metros), no fue ninguna sorpresa, ya que dominaba también, con una marca de 74,77, la lista española absoluta del año con el artefacto de 7,260 kilos, y además Campeny tuvo que ser operado de ambas rodillas a principios de año.

En 110 vallas, Jackson Quiñónez y Felipe Vivancos, ausentes el año pasado por lesión, reanudaron uno de los enfrentamientos clásicos del atletismo español, y como viene sucediendo la victoria cayó del lado del primero (13.56) aunque el ibicenco (13.74) no se entregó hasta el último obstáculo. Ángel David Rodríguez recuperó el título de 100 metros que había perdido en 2008 por lesión: 10.43.

Los 100 femeninos refrendaron la hegemonía de Digna Luz Murillo, la esposa del futbolista Luis Perea. La atleta de origen colombiano, vencedora con 11.65, añadió el título al aire libre al de 60 metros que obtuvo en febrero en pista cubierta. La sevillana Amparo Cotán fue segunda con 11.72.

Por la mañana, el gallego Gustavo Dacal consiguió su décimo título de campeón de España de jabalina al imponerse por dos centímetros (73,89) a José Manuel Vila. El triple femenino deparó sorpresas. Por primera vez en 10 años no estaba Carlota Castrejana, pero Patricia Sarrapio, que se había resignado al papel de segundona, no aprovechó su ausencia. Venció otra madrileña, Ruth Mame Ndoumbe (13,36) seguida de Maitane Azpeitia (13,27) y de Sarrapio (13,11), que habrá de seguir luchando por su primer título.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios