Cajasol | Energa Czarni · la previa

Técnico nuevo no es aval

  • Pedro Martínez se estrena con la meta de revertir la delicada inercia actual · El Energa polaco parece un rival propicio para el ansiado triunfo

Comentarios 4

A entrenador nuevo, victoria segura. El requetemanido dicho no es extrapolable de primeras a este Cajasol que estrena técnico en el banquillo, pero cuya inercia está siendo fulminante en cuanto a los malos resultados y al discreto juego desde que la temporada oficial dio comienzo. Pedro Martínez tiene tanto trabajo por delante que más vale que la suerte le acompañe para que al final del curso el mal sea el menor de todos y al menos el conjunto hispalense no vea peligrar la categoría e incluso se anime algo en esta Eurochallenge que sabe a poco habiendo pasado previamente por la Eurocup.

Comentan siempre los jugadores que prefieren mucho más jugar a entrenar, aunque poco están difrutando en la pista en el último mes y medio y más vale que arranque la diversión para ahuyentar fantasmas. Quieren partidos. Hay partidos. La competición europea mantendrá distraídos a los baloncestistas a mitad de cada semana con seis compromisos que deben servir para que el Cajasol pase esta primera fase de grupos entrado ya 2009. Si tampoco pasa de aquí, mal asunto.

Desde el primer encuentro oficial en Manresa -aún se mantiene en la retina la canasta del triunfo de Jordi Grimau sobre la bocina- a éste que llega esta noche en San Pablo han ocurrido varias incidencias. Ya no está Elmer Bennett y ha venido Tyus Edney hace una semana, con el tiempo de adaptación que se supone necesita para integrarse. Ha sido destituido Manel Comas, ha dirigido un partido Ángel Jareño y se ha contratado a Pedro Martínez, preparador de cualificada trayectoria que tiene un reto por delante de coco y huevo. Y, por último, se ha lesionado para dos meses Iñaki de Miguel, habitual en las rotaciones interiores con Comas por el descontento con los pívots en general, excepto Carter.

En esta tesitura da inicio la Eurochallenge con dos encuentros caseros. Viene de primeras el Energa Czarni polaco, un rival asequible para obtener la ansiada primera victoria en la competición y la segunda en total, contando ACB y Europa. Por mucho que cuente con cuatro estadounidenses en nómina -Ingram, Howell, Bennett (Demetric, no Elmer) y Straight-, el Cajasol tiene un nivel muy superior a priori, por nombres, por militar en la ACB y por competir en casa. Ahora, con este equipo cualquier cosa puede suceder.

Desde luego, la madre del cordero está en el juego interior y en la defensa. Los oponentes, como el otro día el flaco gigante Perovic, destrozan a los sevillanos por dentro a base de pick&rolls, penetraciones doblando el balón y continuo juego de espaldas de los hombres altos. Tienen que despertar atrás. Además, también conocen los adversarios que taponando el perímetro se obtura el ataque sevillano. ¿Obrará milagros Martínez?

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios