Inglaterra

El Tottenham de Juande festeja y sueña con un título nueve años después

  • El 5-1 ante el Arsenal de la Copa de la Liga revoluciona a los 'spurs', que vuelven a sonreír tras casi una década a la sombra; su gran rival no perdía de semejante forma desde hace 25 años

Comentarios 6

Nueve años y 21 partidos después, la sonrisa tras un derbi entre Tottenham y Arsenal en Londres era hoy la de los aficionados spurs, que sueñan con conseguir un título por primera vez desde 1999.

Con la increíble victoria sobre el Arsenal por 5-1 el martes, los spurs conjuraron la "maldición del derbi" ante el Arsenal, al que no vencían desde hace 21 partidos, y avanzaron a la final de la Copa de la Liga.

Los jugadores se recuperaron ya del asombro que les causó su propia hazaña. De "fabuloso" calificó el partido el capitan del Tottenham, Robbie Keane.

"Felicitaciones al equipo, los muchachos echaron el resto. La victoria fue completamente merecida", dijo después del triunfo sobre el poderoso vecino del norte de Londres.

Mientras la prensa habla de "matanza", el entrenador del Arsenal, Arsene Wenger, comentó enojado: "El resultado no refleja lo ocurrido en el terreno de juego".

Por encima de los goleadores, una persona emerge como "causante" del éxito de los spurs: el técnico español Juande Ramos, que asumió la dirección del equipo en octubre rompiendo su contrato con el Sevilla y que con la abultada victoria respaldó aún más su fama de 'rey de la Copa'.

Ramos, que logró una Copa del Rey y dos Copas de la UEFA con el Sevilla, no quiere protagonismos y elogió a su equipo.

"En tan corto espacio de tiempo llegar a la final y viajar a Wembley es fantástico", dijo el español, al que el Tottenham recurrió tras un desastroso comienzo de temporada. "Pero los arquitectos de este éxito son los jugadores", dijo modesto.

"Increíble", definió el triunfo el centrocampista Jermaine Jenas, que inició la goleada a lo tres minutos de juego. "Hoy dejamos las cosas claras respecto al Arsenal", dijo con orgullo. Tras un autogol del delantero de los gunners Nicolas Bendtner, anotaron Keane, Aaron Lennon y Steed Malbranque para el Tottenham.

El gol del honor del Arsenal lo marcó Emmanuel Adebayor. Ya en el partido de ida hace dos semanas los spurs sacaron un meritorio empate (1-1) en el estadio del Arsenal.

La victoria del Tottenham sobre uno de los mejores equipos de Europa actualmente fue la más rotunda desde hace 25 años. El Arsenal, que presentó un equipo cuajado de suplentes, hacía seis años que no sufría una derrota tan abultada.

En la final, el Tottenham se enfrentará el 24 de febrero al Chelsea o al Everton. Los spurs tendrán así por vez primera desde 1999 la oportunidad de ampliar su colección de trofeos.

"He estado muchos años aquí, he esperado mucho para llegar a una final, pero ha merecido la pena la espera. Sé lo mucho que supone para los jugaodres y para los fans", dijo un orgulloso Keane.

El Arsenal, tan habituado a las victorias, reaccionó irritado a la derrota. Mientras Wenger le quitó importancia diciendo que no consideraba tan importante la Copa de la Liga, los jugadores Adebayor y Bendtner se enfrentaron en el terreno de juego.

Wenger, que no vio la escena, se mostró filosófico al final. "Una derrota así forma parte del proceso de aprendizaje. Como futbolista se pierden partidos. Lo que importa es es cómo se encaja y qué respuesta se da". Mientras lo piensan, el Tottenham disfruta y venera a Ramos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios