Tropiezo ante un equipo de la zona baja

El Sevilla cosechó un inesperado tropiezo en casa del Sanluqueño, un rival a priori inferior, que lucha por la permanencia y que suma menos de la mitad de los puntos que su rival hispalenses, que se mantiene en la cuarta posición de la tabla.

Pero el conjunto local se encargó de echar por tierra los pronósticos y se mantuvo bien plantado sobre el césped. Tanto, que el Sevilla no fue capaz de derribar su muro defensivo.

El primer tiempo fue de claro dominio para los sevillistas, que se hicieron con el balón en todo momento y tuvieron las ocasiones más claras. Concretamente, un córner botado por Luismi que con todo a favor no pudo introducir a portería Simo y en la última de la primera parte, cuando Charaf puso un gran envío al área que tampoco pudo aprovechar Mamadou, quien había pedido un penalti en el minuto 12 que le costó la amarilla por protestar.

En la segunda parte, el conjunto gaditano buscó quitarle algo más el balón a los sevillistas e incluso se asomó por el área de Alfonso, aunque no llegó a crear peligro claro. El Sevilla tuvo la más clara en las botas de Javi Vázquez, que lanzó una falta rozando el larguero cuando todos cantaban el tanto nervionense.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios