Fútbol l Segunda División B

Verde en el primer asalto

  • Un buen Betis B vence al Sevilla Atlético en un intenso derbi que los verdiblancos se llevaron ante un equipo blanquirrojo que acabó desquiciado por sus tres expulsiones

Comentarios 2

El primer derbi de filiales de la temporada fue para el Betis B, que se impuso al Sevilla Atlético en un intenso encuentro en el que el árbitro fue uno de los principales protagonistas al expulsar a cuatro futbolistas. Al margen su actuación, el cuadro dirigido por Oli demostró estar más rodado que el filial nervionense y se llevó de forma merecida los tres puntos.

Desde el inicio, el conjunto verdiblanco mostró sus intenciones y se adueñó del esférico gracias a la gran labor en la medular de Cañas y Beñat, que sirvieron de balones a las bandas para que Israel y Rubén Rivera crearan peligro. Además, la movilidad de Juan Moreno y Manu Gavilán creó muchos problemas a un Sevilla Atlético en el que sólo José Carlos le puso sentido al juego con pases y detalles que dejaron constancia de la enorme calidad que atesora en sus botas.

Cuando mejor estaba jugando el cuadro local llegó la justa expulsión de Juan Moreno por agredir a Cala. El duelo se le puso de cara al conjunto sevillista, pero el Betis B no se metió atrás y siguió apretando en busca de un tanto que logró por medio de Manu Gavilán, que aprovechó un buen pase en profundidad de Israel para batir a Juan Martín. Con el 1-0, Diego Rodríguez movió el banquillo y dio entrada a Rodri, pero a su equipo le faltó fluidez para llegar arriba.

Ikechi no penetró por la banda izquierda y por la derecha José Carlos no se sintió cómodo. Además, las fuerzas se igualaron con la expulsión de Adri en el minuto 47. Tras el descanso, el Sevilla Atlético gozó de una clara ocasión para haber empatado, pero el remate de cabeza de Rodri, dentro del área pequeña, lo detuvo Adrián.

Tres minutos después, el filial nervionense se quedó con nueve futbolistas por la expulsión de Salva. Sin embargo, peor se le pusieron las cosas con la rigurosa tarjeta roja directa -hubiese bastado con la amarilla- que vio Rodri en el 65. Ahí se acabó el encuentro. Con ocho futbolistas sobre el terreno de juego, el Sevilla Atlético, pese a que no le perdió la cara al partido, apenas le creó peligro a un filial verdiblanco que sentenció la contienda con el gol de Toni en el 82.

El lateral zurdo culminó un contragolpe que empezó con un gran cambio de juego de Álex Martínez sobre Rubén Rivera, que se internó en el área para darle el pase de la muerte al lateral zurdo, que sólo tuvo que empujar el balón ante la salida de Juan Martín.

Al final, justo premio para un Betis B que leyó mejor el partido que el Sevilla Atlético. El cuadro de Diego Rodríguez nunca se sintió cómodo y sólo la clase y la gran visión de juego de José Carlos, junto con la lucha y entrega de Carreño, fue lo más destacado que ofreció un entretenido derbi que vivió ayer su primer capítulo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios