El abanderado demuestra su condición

Era el día de Pau Gasol, abanderado de España en los Juegos tras la renuncia de Rafa Nadal y referencia de la selección en la cancha, líder de un equipo que pasó como un rodillo sobre Argentina (105-85) en los dos primeros cuartos, que dispuso de una renta de 29 puntos, y que dio vida al rival en el último periodo, en el que su ventaja llegó a reducirse hasta los 7 puntos.

Gasol estuvo pletórico durante buena parte del encuentro ante un abarrotado Coliseum de La Coruña. Un parcial de 11-0 sirvió a los de Scariolo para tomar su primera ventaja (17-5). Los españoles fueron un torbellino imparable en ataque (54-25) y alcanzaron el ecuador con una anotación altísima y una ventaja de 25 puntos (61-36). El descanso no relajó al equipo nacional, que volvió a tener 29 puntos de ventaja (69-40), pero Argentina se entonó y logró que la renta bajara hasta los 16 puntos (83-67). Argentina creyó en sus posibilidades y aún más cuando se acercó a siete puntos (83-76). La selección le veía las orejas al lobo. Argentina mantuvo la intensidad pero España aguantó las embestidas y respiró al final. Gasol (17) y Calderón (16) fueron los máximos anotadores españoles, y Ginóbili (19) y Escola (18) lo fueron por Argentina.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios