Villarreal | betis · la previa

El arte de ganar

  • Novedad Se estrena Chaparro, que pretende reconducir la dinámica de un Betis que no sabe vencer fuera Arma El técnico ha tratado de recuperar psicológicamente al grupo

Comentarios 0

Acude el Betis a El Madrigal acuciado por la necesidad, al igual que ocurriera hace más de un año. Parece que las cosas no cambian en el conjunto verdiblanco en los últimos tiempos, al menos en el apartado deportivo. Y para intentar enderezar el rumbo de la nave bético, el consejo ha vuelto a recurrir a una opción de emergencia ya utilizada la temporada pasada, Paco Chaparro.

El hasta hace una semana técnico del filial retoma el mando de un equipo al que salvó del descenso la temporada pasada en la última jornada, con aquel triunfo agónico en Santander. Precisamente, esa victoria fue la última como visitante de un Betis que vuelve a evidenciar las mismas carencias de antaño. En aquella decisiva semana, Chaparro utilizó todo tipo de argumentos para darle la vuelta a una situación que apuntaba inexorablemente al descenso, algo que consiguió realizar, aunque no le sirvió para tener la oportunidad de hacerse cargo del primer equipo.

Ahora, acompañado de Carmelo del Pozo, como entonces, y de Juan Merino, que también estrena cargo en su club de toda la vida, Chaparro ha tratado de infundir nuevos ánimos a una plantilla que no ha dudado en hacerse responsable de la situación. Algo lógico, pues han pasado tres entrenadores en apenas un año y ninguno ha sido capaz de obtener rédito alguno en su etapa como verdiblanco.

Decíamos que acude el Betis a El Madrigal, un escenario que no se le ha dado del todo mal en los últimos tiempos. Incluso el año pasado, cuando cayó derrotado de manera inexplicable 3-2, el conjunto bético fue capaz de realizar su mejor fútbol, al menos con Jabo Irureta como entrenador. La temporada anterior, el Betis enderezaría su rumbo tras una victoria en este campo, con dos goles del denostado antes y ahora incluso echado en falta Robert, por lo que los augurios son mejores que en otras ocasiones.

La llegada de Chaparro aportará algunas novedades, o eso al menos ha intentado transmitir el técnico a los jugadores durante la semana. Mayor posesión del balón para buscar la velocidad por las bandas y en la circulación de la pelota, una línea de presión más adelantada para intentar apoderarse del balón con mayor antelación y una agresividad mayor en todas las líneas, han sido las líneas maestras del discurso del nuevo técnico, aunque se debe trasladar al escenario donde se juegan los puntos, y no como en la etapa de Cúper, donde los elogios sólo quedaban para los entrenamientos.

Además, el técnico bético impondrá un nuevo sistema de juego, que estará más encaminado al 4-3-3 ó 4-2-3-1 que al 4-4-2 utilizado hasta ahora, aunque luego sobre el terreno de juego se intente reforzar el mediocampo con un trivote. Chaparro pretende hacer más fuerte al equipo en la medular, zona clave para intentar llevar a cabo sus órdenes de presión y velocidad en el juego. Por si fuera poco, el propio técnico admitió que habrá cinco o seis novedades en la alineación, por lo que la revolución de Chaparro está más que garantizada.

Pero el rival tampoco aparece como el más adecuado como para empezar la reacción. Pese al traspié en su último partido como local ante el Almería, los de Pellegrini se han mostrado casi inexpugnables en El Madrigal, donde encadenaron cinco victorias consecutivas, que hicieron olvidar la goleada recibida ante el Real Madrid, en su única derrota en casa. La calidad de sus jugadores de banda, llaménse Pires, Cani o Cazorla y el peligro de sus jugadores de ataque, Nihat, Guille Franco o Tomasson, representan suficientes argumentos como para aventurar que la empresa de salir victorioso será harto complicada.

Chaparro se ha centrado esta semana en el aspecto anímico, sabedor de que en apenas cinco días pocas cosas del apartado futbolístico se pueden cambiar, aunque su sello se notará desde el primer día. "El general que gana una batalla hace muchos cálculos en su templo, considera muchos factores, antes de que ésta se libre", dice Sun-tzu en su libro El arte de la guerra, obra clave de la psicología de Paco Chaparro. Pero para levantar al actual Betis más falta hace el arte de ganar, otra cosa sería el enésimo paso atrás de un Betis a la deriva.

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios