baloncesto · Cajasol Banca Cívica

La baza defensiva se convierte en problema

  • Los de Plaza, que eran la tercera defensa de la ACB, encajan una media de más de 90 puntos en los dos últimos partidos

Comentarios 11

Murcia, Fuenlabrada, Joventut... Lo que en su día se calificó como un accidente, comienza a ser un lastre que, hoy por hoy, pone en peligro la clasificación para la Copa del Rey. Las últimas dos derrotas consecutivas, inesperadas para los sevillanos, han abierto una pequeña crisis que, más allá de los resultados, afecta al juego de un equipo que se ha olvidado de su principal seña de identidad: la defensa.

No en vano, hace dos jornadas el conjunto de Joan Plaza era la tercera defensa de la ACB (68,1 puntos encajados de media), sólo por detrás del Barcelona (64,8) y el Caja Laboral (65,2), habiéndose enfrentado ya a cuatro de los cinco equipos de Euroliga (excepto Unicaja). Ahora los sevillanos son la novena defensa, después de recibir en los dos últimos partidos la friolera de 182 puntos (99 los fuenlabreños y 83 la Penya), más de 90 de promedio. ¿Qué ha pasado para que el doctor Jekyll se convierta en mister Hyde?

La excusa de enfrentarse a un rival superior no sirve en este caso, por lo que los motivos hay que buscarlos mirando hacia dentro y no al revés.

Preocupa en la entidad desde hace tiempo la dirección del equipo. Calloway comienza a parecerse al de hace dos temporadas, pero transcurridas ya 10 jornadas no hay más tiempo para esperarlo, mientras que Satoransky no da, de momento, el definitivo paso adelante en un año importante para él: se convertirá en cupo de formación (con la importancia que eso tiene en la confección de cualquier plantilla) y con alguna cláusula de salida en su tercera campaña en Sevilla. Además, una vez más, no sacó provecho de medirse con un base bastante más bajo que él y no es la primera vez. ¿Por qué?

El caso de English no es menos preocupante, ya que sólo se ha parecido al de años atrás en una ocasión esta temporada (con el Lucentum) y parece que le ha cogido miedo a fallar. Le falta confianza en ataque y eso se traduce en su defensa a los escoltas rivales.

Pero quizá donde más problemas está teniendo el Cajasol es a la hora de parar a los hombres altos del rival. Si contra el Fuenlabrada Ayón no tuvo problemas para comerse solito a los interiores cajistas, en Badalona fueron Norel y Trías los que se movieron a su antojo por la zona. Davis no es Triguero defendiendo, pero tampoco le llegan suficientes ayudas de los ala-pívots, principalmente, y el par del norteamericano se convierte en candidato a MVP.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios