La clave oculta de Guardiola

  • El técnico culé destaca el "sentido común" como causa de los buenos resultados del Barça · "No seremos el mejor equipo del mundo hasta que ganemos", dice

El entrenador del Barcelona, Josep Guardiola, ha asegurado que su equipo no será el mejor hasta que gane el Mundial de clubes, para el que es el gran favorito. El técnico ha apelado a la prudencia en la primera rueda de prensa a su llegada a Japón, donde el jueves disputará la segunda semifinal. "No seremos el mejor equipo del mundo hasta que ganemos".

El primer rival del Barcelona será el club qatarí Al Sadd, que llegó a las semifinales al vencer por 2-1 al Esperance de Túnez. A su vez, el técnico blaugrana insta a sus jugadores a "que no pierdan esta oportunidad de ganar el Mundial, que es una oportunidad que llega muy pocas veces".

Más interesante se mostró Guardiola en un entrevista concedida a fifa.com antes de viajar, en la que destacó "el sentido común" como clave de los éxitos. "En primer lugar, respetar la historia de este club, la trayectoria del Barcelona, que es un grande en todos sentidos. Después, fichar buenos jugadores y combinarlo con un buen manejo de cantera para ayudar a la gente de abajo, darles oportunidades cuando sea el momento y no tener miedo de hacerlo", añade.

Una vez que se cuenta con todos los mimbres, considera fundamental que los jugadores sean honestos con su trabajo: "Al final, la gente va a ver un espectáculo; lo que no quiere es que la engañen. Los aficionados aceptan que juegues mal, pero odian cuando puedes hacer un esfuerzo y no lo haces".

A partir de esa premisa, se trata, según Guardiola, de "ir creciendo como equipo", con cambios, matices, pero una idea similar: "Atacar, marcar los máximos goles posibles y jugar lo mejor posible. En realidad, la táctica son los jugadores. Tú te adaptas para que sus cualidades funcionen mejor para el servicio del equipo, pero no haces nada más allá".

Y resta importancia a la necesidad de contar con una plantilla amplia para afrontar todas las competiciones. "Nosotros casi que nos manejamos mejor en la precariedad que en la abundancia, por así decirlo, sobre todo teniendo un equipo en el que cuento con jugadores de tanta calidad. Mi confianza en el equipo es absoluta. Mi filosofía en ese sentido es que ante un problema siempre hay una solución, así que considero siempre alternativas para resolver problemas potenciales, ya sea con los jugadores que tenemos en el primer equipo o incluso con los jóvenes", subraya.

Guardiola, que reconoce a Cruyff y Lillo como sus maestros, se muestra contrario a las concentraciones. "No soy policía, juzgo a los jugadores por su trabajo, no por su vida privada. ¿Preguntaba por la clave de los buenos resultados? Es ésa: el sentido común", concluye.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios