fútbol femenino liga iberdrola

El coraje compensa

  • El Sevilla remonta a un Athletic que estuvo 0-1 y 1-2

La sevillista Raquel Pinel celebra el gol con el que su equipo empató el encuentro (2-2) ante el Athletic. La sevillista Raquel Pinel celebra el gol con el que su equipo empató el encuentro (2-2) ante el Athletic.

La sevillista Raquel Pinel celebra el gol con el que su equipo empató el encuentro (2-2) ante el Athletic. / s. f. c.

El Sevilla dio un gran paso de cara a lograr el objetivo de la permanencia con su victoria sobre el Athletic. El choque no fue nada fácil y demuestra que en la Liga Iberdrola todo es posible. Esta vez el fútbol sí fue justo con el trabajo del equipo sevillista, que vuelve a ganar en casa y lo hace de forma inmejorable frente a un grande de la competición.

Las bilbaínas se encontraron pronto con un resultado favorable gracias a un penalti cometido por Maite, en la primera acción del choque, que fue transformado por Erika (0-1).

Pese a ese tanto, las locales no se arrugaron y se fueron metiendo en el partido con acciones de ataque. La recompensa llegó pasado el cuarto de hora con un gol de Lucía tras un centro desde la esquina (1-1). La jugadora moronense lo celebró con una dedicatoria especial tras la reciente pérdida de su abuelo materno, por quien se guardó un minuto de silencio antes de empezar el envite.

Tras la igualada, Raquel Pinel tuvo en sus botas el segundo gol nervionense y, lo que es el fútbol, del 2-1 se pasó al 1-2, anotado por Lucía.

Pese al mazazo, no les faltó valentía a las sevillistas, que a cinco minutos del descanso volvieron a igualar la contienda gracias a una insistente Raquel Pinel, que vio portería por segunda jornada consecutiva (2-2). Con este resultado llegó el descanso, manteniéndose las espadas en todo lo alto de cara al segundo período.

Tras la reanudación, los dos equipos buscaban volver a darle la vuelta al encuentro para sus respectivos intereses. Mientras que el Athletic lo buscó con repetidas faltas al borde del área, en las que Pamela Tajonar tuvo mucho trabajo, las locales buscaban sorprender con individualidades.

Prueba de ello el disparo de Amparito, que fue directamente al palo de la portería defendida por Ainhoa. A raíz de ahí, comenzaban los cambios en el lado sevillista, dando entrada los técnicos a Jenni Morilla, Blanca y Helena, que trabajaron de manera descomunal en sus diferentes labores tanto en defensa como en ataque.

Pero el fútbol tenía todavía algo que darle al Sevilla. En el minuto 89, aprovechando una contra con un suave a la par que efectivo gesto técnico de Helena, Nagore puso el tercer tanto, que a la postre sería definitivo, desatando la locura sevillista en la ciudad deportiva de la carretera de Utrera. Fue sin duda un sufrido pero lucido comienzo de la Semana de Pasión en la capital sevillana.

Con esta victoria el Sevilla mantiene la diferencia de 10 puntos con respecto al descenso, pero con una jornada menos por disputar. La victoria sirvió como ejemplo para saber que todo rival es batible en la categoría. La próxima cita sevillista será ante el Valencia a domicilio, choque que se celebrará en menos de una semana, antes del parón por los compromisos internacionales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios