"No creemos que esté hecho"

  • Emery huye de los excesos de confianza y recuerda el potencial del Athletic para plantar batalla "Los sevillistas trasladarán la Feria al Pizjuán para ayudarnos"

Unai Emery cuenta las horas para sufrir y disfrutar a partes iguales de un partido trascendental como es la vuelta de los cuartos de final de la Liga Europa contra el Athletic. Una eliminatoria bien encauzada la semana pasada en San Mamés y que aguarda su particular final feliz el entrenador del Sevilla, sus jugadores y, por supuesto, la afición.

"Tenemos la oportunidad de vivir un gran momento con nuestra afición. Esta competición nos brinda una nueva oportunidad de jugar unos cuartos con nuestra gente en nuestro estadio... El resultado de ida da una ventaja, pero estamos preparados para cualquier circunstancia adversa y para dar continuidad a lo que hicimos en la ida", expresó el preparador nervionense al ser preguntado por las sensaciones que el equipo experimenta en las horas previas al choque.

Más interés aún suscitaba conocer cuál sería su planteamiento, teniendo en cuenta las bajas, las ausencias y la exigencia física del Athletic. "Cuando el equipo tiene bajas tiene que tener también mecanismos para contrarrestar esas dificultades. Utilizaremos los recursos que tenemos, que son importantes. Las bajas en ningún momento pueden ser una excusa. Buscaremos tener una idea de juego competitiva, de tener juego defensivo y ofensivo, poder desactivar las opciones del Athletic... La plantilla está preparada y tiene argumentos para estar por encima de eso", reiteró el de Fuenterrabía.

Aunque en lo relativo a las ausencias, algunas se echarán más en falta que otras. Bien lo sabe Emery, siempre ávido de soluciones con las que, como él mismo dice, "contrarrestar las dificultades". "A estas alturas de la temporada las bajas son todas naturales. Jugar a estos niveles tan altos y llegar a estas fases de competición crean estas circunstancias para todos. Tenemos que convivir con ello con naturalidad. Para mí los jugadores que están ausentes no me hacen más que dar el paso adelante con los que están", añadió el vasco.

El entrenador del Sevilla sabe que su equipo parte como favorito para acceder a las semifinales, si bien prefiere huir de cualquier exceso de confianza que después tanto él como sus jugadores pudieran lamentar. "No creemos que esté todo hecho. Yo planteo al equipo y a la afición que vamos a necesitarlos a todos. Va a ser una continuidad de San Mamés. El Athletic tiene una identidad muy marcada y pareja en casa y fuera y nos va a exigir. En ningún momento pasamos el límite del exceso de confianza. Es un momento tan importante que no pensamos en otra cosa que competir al cien por cien", prometió.

Lógico que no quiera confianzas antes de tiempo, pues bien sabe Emery cómo juega el Athletic, "que siempre quiere alejar al rival de su portería en una constante lucha". De ahí que augure "momentos que en los que el rival estará por encima de nosotros y otros en los que estará por abajo". En definitiva, "la disputa de cada trocito de césped del Sánchez-Pizjuán va a estar presente", concluyó.

Los diez años del gol de Antonio Puerta en aquella mágica noche en Nervión ante el Schalke propiciaron que se pidiera a Emery su pronunciación al respecto. "La historia te deja momentos memorables y recuerdos muy felices. Yo no estaba aquí por aquel entonces pero ahora me considero un sevillista más. Estamos para volver a escribir recuerdos bonitos que queden en la memoria de todos los sevillistas", prometió.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios